Innovación

Las 7 competencias imprescindibles para la transformación digital

¿Conoces las siete competencias más importantes para la transformación digital?

La necesidad de la transformación digital salpica a todas las compañías, requiriendo una transformación de los modelos de negocio y de la gestión del talento, procesos en los que la tecnología juega el papel de acelerador.

Tres cuartas partes de los directivos -más del 75%- afirma que la transformación digital será una palanca de cambio en sus organizaciones, a pesar de que en nuestro país los datos muestran que solamente un tercio de las compañías están preparadas.

Claves de la transformación digital en España

En los procesos de transformación digital se demandan diversos requisitos profesionales. Si tu empresa es capaz de cumplirlos e integrar en su plantilla diversas competencias digitales habrá ganado una ventaja competitiva enorme. Te contamos cuáles son las más importantes.

7 competencias clave para la transformación digital de tu compañía

La transformación digital va mucho más allá que un uso intenso de la tecnología, por lo que es fundamental saber identificar las competencias más importantes que deben calar hondo en el seno de las organizaciones:

  1. Gestión de la información: Es fundamental saber ejercer control dado el inmenso volumen de información que la digitalización propicia. Así, desarrollar una visión crítica para conocer las fuentes, mantener un índice elevado de productividad y cumplir las metas es muy importante, así como valerse del Big Data como una de las principales herramientas.
  2. Autoaprendizaje: Cada persona debe gestionar sus recursos educativos, localizando contenidos, materiales y personas adecuados a sus necesidades. Es fundamental que los departamentos de Recursos Humanos proporcionen espacios de colaboración y acceso a recursos globales y plataformas educativas.
  3. Conocimiento técnico: Crecer de forma pareja al avance tecnológico es fundamental para la evolución positiva de las compañías. Por ello se requerirán técnicos especializados y formación tecnológica para los directivos.
  4. Trabajo colaborativo: Tanto el trabajo como la economía colaborativa se sirven del conocimiento, el esfuerzo y la participación activa a través de comunidades que pactan, negocian y se adaptan constantemente. En el contexto virtual también es importante valerse de este tipo de sinergias, detectando las diferentes necesidades de los espacios de trabajo.
  5. Cazar tendencias: Conocerlas de antemano y saber analizarlas es responsable del liderazgo o no de una empresa. Por ello, es interesante integrar modelos predictivos que ayuden a identificar tendencias, para sentar nuevos modelos de negocio e invertir en estructuras y formatos innovadores.
  6. Diseño de experiencias participativas y multicanal: El precio competitivo o la funcionalidad ya no serán exclusivamente los únicos elementos que se valorarán para adquirir un producto o servicio. Las empresas deberán digitalizarse y adaptar la experiencia de compra a las necesidades de los usuarios, incorporando nuevas herramientas.
  7. Comunicación y uso del feedback: Debe existir un dialogo constante entre usuarios y empresas, controlando las diferentes vías de emitir contenido y teniendo en cuenta las respuestas recibidas. Una escucha multidireccional es básica para saber reorientar las estrategias de publicidad y Social Media de las compañías.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.