Innovación

Cómo la IA cambiará para siempre el trabajo colaborativo

Cómo la IA cambiará para siempre los procesos colaborativos

Muchos imaginan un futuro poblado de cohetes, robots yendo a la oficina y algoritmos tras todo servicio que se precie. Hoy venimos a contar la influencia positiva que tendrá la Inteligencia Artificial sobre los procesos colaborativos.

Alan Kay dijo que “la mejor manera de predecir el futuro es inventándolo”. Asistimos hoy en día a varias revoluciones paralelas: por una parte, el mercado laboral vive su reconversión digital y se diversifica gracias al nacimiento y consolidación de horarios flexibles, aumento de freelance o trabajos remotos, todas ellas tendencias crecientes entre las empresas.

5 robots que triunfarán en los próximos 5 años, según Gartner

Y mano a mano con esta profunda transformación vivimos toda una revolución tecnológica, donde innovaciones como el Big Data, la Inteligencia Artificial o el Machine Learning son el caldo de cultivo para optimizar toda clase de procesos y perfeccionar tanto productos como servicios. A la hora de colaborar entre equipos, las personas que participan en un proyecto no tienen que compartir oficina ni residir en la misma ciudad, sino que pueden vivir en puntos opuestos del planeta y valerse de herramientas colaborativas como Slack, Microsoft Teams o Trello para organizarse.

La infografía que acompaña a este artículo, elaborada por Schneider Electric y proporcionada por Visual Capitalist, abre una rendija en el futuro para analizar que le depara a la colaboración la era de la IA, ya que la forma en la que los humanos colaboran entre sí siempre ha estado estrechamente vinculada al progreso tecnológico. La innovación posibilita que las distancias y los tiempos se amplíen, ya que no es preciso estar in situ en un lugar concreto para compartir diseños, documentos, ideas o claves de un determinado proyecto. Buena muestra son el software colaborativo o las videollamadas actuales.

Adiós al enfoque lineal: la colaboración moderna es continua y descentralizada

La principal conclusión es que, en estos tiempos cambiantes la colaboración moderna es un proceso cíclico sin punto de inicio ni de final claramente definidos, involucrando en el proceso a más partes y usuarios, implicando acceso a tiempo real, software sofisticado y una fuerza de trabajo cada vez más descentralizada. Así, toca despedirse de horarios tradicionales o estructuras rígidas para saludar al talento diversificado, la multiculturalidad y el trabajo desde diferentes soportes y programas concebidos para aunar perspectivas y optimizar procesos.

Las oficinas abiertas restan potencial colaborativo, según Harvard

La organización colaborativa moderna nunca duerme, puede suceder a tiempo real en cualquier momento del día y permite a los equipos poner el foco en el cliente, reducir los errores y gestionar los presupuestos de manera más eficaz, mejorando tanto la toma de decisiones como los ciclos de desarrollo de productos o la coordinación entre miembros de cada proyecto. 

Son diversas las tecnologías innovadoras de las que se nutren los equipos: realidad virtual y mixta para colaborar en paralelo, Inteligencia Artificial Colaborativa, modelado avanzado en 3D y 4D -que posibilita una elevada personalización en el diseño y la fabricación o CSCD -Diseño Colaborativo Apoyado por Computadora-. que permite el intercambio sincronizado de información e interacción con ideas, en un entorno intensivo en datos e impulsado por inteligencia artificial.

Si quieres encontrar respuestas y no dejar de hacerte preguntas, esta es tu infografía.

Cómo la IA cambiará para siempre los procesos colaborativos

Infografía | Visual Capitalist

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.