Innovación

¿Cómo pueden los bancos aprovechar la oportunidad Fintech?

Fintech bancos
Escrito por Autor Invitado

Duncan Bradford, vicepresidente de Preventa para Europa, Oriente Medio y África en CA Technologies, explica cómo los bancos tradicionales pueden innovar con los nuevos servicios digitales omnicanal necesarios para capitalizar la oportunidad Fintech.

Si preguntásemos a un “millennial” con qué frecuencia visita su banco, o utiliza los servicios de banca telefónica, es probable que la respuesta sea “nunca”. El hecho es que los consumidores que llegaron a la edad adulta con el cambio de siglo realizan sus operaciones bancarias de manera muy distinta a las anteriores generaciones.

La banca minorista está cambiando y lo hace rápidamente. Un número creciente de consumidores está utilizando servicios bancarios omnicanal prestados a través del móvil, de Internet e incluso a través de los dispositivos wearables.

Aquellos tiempos en que los consumidores se mantenían leales a su banco, a veces durante generaciones, han desaparecido. Ahora, los consumidores quieren una experiencia de servicio que les resulte cómoda, servicios digitales innovadores y tarifas bajas.

La nueva legislación de la UE, como la Directiva de Servicios de Pago 2 (PSD2), también abrirá el mercado a nuevos proveedores de servicios financieros y nuevas ofertas de servicios para los consumidores.

El cambio disruptivo que se está dando en el modelo de negocio bancario tradicional viene dado por la desaparición de los intermediarios en los servicios digitales, y está impulsando nuevas oportunidades en la economía de las aplicaciones.

No cabe duda de que el número de organizaciones Fintech está creciendo. El término se aplica al segmento de startup tecnológicas que están cambiando sectores como el de los pagos móviles, transferencias de dinero, préstamos, recaudación de fondos e incluso la gestión de activos.

Accenture revela que la inversión global en Fintech creció de 930 millones de dólares en 2008 a más de 12 mil millones de dólares al inicio de 2015. Europa experimentó la mayor tasa de crecimiento, con un aumento de 215% alcanzando los 1.480 millones de dólares en 2014.

Asimismo, KPMG en su lista anual “Fintech 100” identifica aquellas empresas que utilizan la tecnología de la mejor manera y que están liderando la disrupción en el sector de servicios financieros. Las principales compañías europeas que aparecen en la lista de 2015 son: Funding Circle (Reino Unido), Kreditech (Alemania), Atom Bank (Reino Unido) y Klarna (Suecia).

Atom Bank, la primera entidad de préstamos que opera solo en digital en el Reino Unido, es un ejemplo particularmente interesante, y refleja cómo la industria de los servicios financieros está cambiando de manera irrevocable por el efecto de la innovación.

El gigante bancario español BBVA adquirió una participación de casi el 30 por ciento de Atom Bank, y la compañía cuenta con otros importantes apoyos: esta compañía Fintech fue fundada por Anthony Thomson, quien creó Metro Bank, y Mark Mullen, ex director ejecutivo de First Direct.

Así está el Fintech en España hoy en día

Entre los inversores se cuentan también Woodford Investment Management de Neil Woodford; Jim O’Neill, el expresidente de Goldman Sachs Asset Management, y Jon Moulton, un veterano en el entorno de capital privado.

Una de las startup más innovadoras de Alemania también está creando un banco sin fronteras en Europa. Number26, el banco digital con sede en Berlín que proporciona una cuenta bancaria para smartphones vinculada a una tarjeta de crédito ha extendido su presencia a Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Eslovaquia y España. Fundada hace apenas dos años, Number26 ya cuenta con 80.000 clientes.

Estas nuevas empresas de tecnología financiera se moverán rápidamente para explotar su ventaja sobre los bancos tradicionales. El ex presidente ejecutivo de Barclays Bank en el Reino Unido describe esta tecnología como una “fuerza imparable” que conducirá a un mejor servicio al cliente y una ola de nuevos bancos que se convertirán en nombres muy conocidos.

Fintech es una oportunidad para los bancos, no una amenaza

Efectivamente, el avance de las organizaciones Fintech no es una amenaza para los bancos tradicionales, sino una oportunidad. Una oportunidad de cambiar para siempre la forma en la que se ofrecen los servicios y productos.

Para vender ya no será suficiente ampliar los horarios de las sucursales o unos estados de cuenta bien detallados. Los clientes quieren servicios digitales innovadores y una experiencia más integral y atractiva, que abarque desde la operativa a través de Internet y móvil a los servicios telefónicos y las pocas sucursales físicas que se mantienen.

¿Cuál es el factor crítico para aprovechar esta oportunidad y tener éxito? Es el software. A medida que los bancos pasan de organizaciones de servicios financieros tradicionales a organizaciones impulsadas por aplicaciones software, necesitarán soluciones que les ayuden a planificar, construir, gestionar y asegurar esas aplicaciones.

Tomemos, por ejemplo, la fase de planificación de nuevos servicios. Las organizaciones Fintech están poniendo una enorme presión sobre los bancos en términos de nuevos servicios digitales, cortos plazos de tiempo y presupuestos ajustados. La gestión de proyectos y portafolio permite hacer frente a esto ayudando a los bancos transformar su manera de planificar, ejecutar y gestionar las operaciones críticas, y en última instancia, asegurar que crean las aplicaciones que impulsan el futuro de su negocio.

El software también puede ayudar a desarrollar nuevos servicios, tales como “Pingit” de Barclays, que permite las transacciones en los teléfonos móviles. Un medio inteligente y ágil de desarrollar nuevos servicios acorta el tiempo que se tarda en comercializar las innovaciones y asegura que estos nuevos servicios están orientados a las necesidades de los clientes, incluyendo la comodidad y el bajo coste.

¿Cómo pueden los bancos contraatacar con una increíble experiencia de cliente en todos los puntos de contacto? Utilizando software que optimice la forma de planificar, construir, probar, implementar y actualizar las aplicaciones de alta calidad que los clientes están pidiendo. De esa manera los servicios digitales seguirán estando disponibles 24×7, podrán dimensionarse en función de la demanda y ejecutarse a la gran velocidad que exigen los clientes.

Y lo que es fundamental, el software también puede asegurar que estos nuevos servicios digitales son seguros al proteger los servicios bancarios de las amenazas internas y externas y generar el tipo de confianza que hace que los clientes regresen.

Los bancos se preparan para abrir sus datos a las Fintech

Hay una ventaja más en el software. Los bancos tradicionales están abriendo cada vez más sus sistemas internos a terceros, para explotar la entrega de nuevos servicios. De hecho, la Comisión Europea lo ha pedido como parte de la directiva PSD2, que insta a los bancos a estandarizar la forma en que se comparten los servicios y facilitar que los pagos sean más rápidos, mejorar la protección de los consumidores y ampliar la oferta de servicios.

El software puede abrir la puerta a este intercambio de datos, ayudando a los bancos a conectar los sistemas que antes estaban separados, ofrecer nuevas aplicaciones y crear nuevas fuentes de ingresos.

“Silicon Valley está llegando”, advirtió Jamie Dimon, jefe de JPMorgan Chase, en una reciente carta a los accionistas. Sin embargo, esa invasión de las organizaciones Fintech debe ser vista como una oportunidad, no un desafío. Con las tecnologías de software adecuadas, los bancos pueden innovar la próxima generación de servicios que hacen que los clientes repitan.

PHOTO_Duncan_Bradford_20160302

Artículo escrito por Duncan Bradford,
vicepresidente de Preventa para Europa,
Oriente Medio y África en CA Technologies

Sobre el autor de este artículo

Autor Invitado