Innovación

Cómo la Galería de los Uffizi usa el Big Data para que no hagas cola

Cómo la Galería de los Uffizi usa el Big Data para que no hagas cola

Quién les hubiera dicho a Piero Della Francesca, Miguel Angel, Rafael o Leonardo da Vinci que siglos después de la creación de sus maravillas, el Big Data ayudaría a regir su disfrute por parte de las generaciones venideras. Hoy te traemos el caso de la Galería Uffizi.

El turismo masivo detesta las colas y tediosas esperas antes de pisar su monumento favorito, entrar en el museo más reputado de la ciudad o sufrir el Síndrome de Stendhal ante un cuadro. Por ello, los algoritmos tienen todas las papeletas para convertirse en los mejores aliados tanto de los centros artísticos como de los propios visitantes, que en muchas ocasiones aguardan varias horas para poder acceder al interior de una colección.

La Galería Uffizi abandera el empleo del Big Data para mejorar la experiencia y el tránsito de personas en el interior del museo, el más visitado de toda Italia y que acoge a mas de 3,4 millones de visitantes al año. Desde 2015 la galería asiste a la modernización encabezada por el director alemán Eike Schmidt, que reordenó la colección, reformó el espacio para regular el flujo de asistentes a las obras más conocidas y estipuló un sistema variable de tarifas distintas según imperase la temporada alta o baja.

Así influye el Big Data en tu día a día

Ahora, y desde hace apenas unos días un algoritmo ideado por un equipo de la Universidad de L’Aquila dirigido por Henry Muccini, presidente del Programa de Estudios de Informática, se probó en esta galería para regular las colas y propiciar que las personas tengan que esperar menos, apostando por un turismo más sostenible, ya que redistribuye la carga de visitantes, mejora la calidad de experiencia y también la viabilidad de la ciudad. El sistema basado en Big Data se sirve de datos como tiempo de visita medio, la capacidad de las salas, la época del año e información estadísticas de los dos últimos años recopilada en los quioscos de venta de entradas del recinto.

El pasado domingo fue el día destinado a acoger la versión beta de este sistema, testada con 7.561 visitantes, que recibieron su cita horaria con un margen de error de 15 minutos gracias a este modelo predictivo. Será fundamental trabajar el estudio del comportamiento social para perfeccionar esta clase de algoritmos, ya que los perfiles de los visitantes pueden ser totalmente opuestos, pasando desde media hora a ese 3% que invierte más de 4 horas en el interior de la galería, prestigiosa gracias a la elevada cantidad de obras cumbre renacentistas.

Si estabas pensando en maravillarte con La Primavera de Boticelli o la Venus de Urbino de Tiziano, tal vez sea el Big Data el responsable de hacerte vivir en la próxima ocasión una experiencia más gratificante.

Fuente | Digital Cities Challenge

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.