Energía Innovación

¿Cómo aprovechar el excedente de energía renovable?

Esta turbina puede suministrar energía a tu casa durante 20 años

Siemens ha dado a conocer algunas originales ideas para aprovechar el exceso de electricidad que las fuentes renovables producen en determinados momentos del día.

Uno de los problemas clásicos del sector energético ha sido, siempre, la ineficencia provocada por la propia naturaleza de la electricidad: fácil de producir, sencilla de distribuir pero muy complicada de almacenar. Cuando se produce un exceso de producción, ésta simplemente tiende a perderse. Un inconveniente nada apetecible que se vuelve todavía más doloroso al añadir a la ecuación las energías renovables que, por puro sentido común, dependen de las fuentes naturales (como viento o sol) para producir más o menos electricidad.

Las infraestructuras se nos han quedado cortas: este es el reto hasta 2030

Un carácter impredecible que provoca el desperdicio de miles de megavatios en momentos de máxima producción debido a la imposibilidad de almacenarla. Pero, como siempre sucede con la técnica, ya existen propuestas que plantean soluciones factibles a esta disyuntiva. Es el caso, por ejemplo, de la germana Siemens, cuyos investigadores están probando con la electrólisis, baterías modulares o piedras naturales para aprovechar el superávit de los picos de producción de las renovables y poder cubrir la creciente demanda energética de forma sostenible.

Baterías de capacidades épicas

La compañía alemana ha creado una serie de baterías modulares denominadas Siestorage con capacidad para almacenar grandes cantidades de electricidad gracias al sistema Caterva, que permite que los hogares puedan tener sistemas de paneles solares y alquilarlos como área de estacionamiento eléctrico. Además, Siestorage es capaz de actuar tanto como un productor de energía como un consumidor y esta combinación ayuda a mejorar la estabilidad de la red y permite una mayor integración de las fuentes de energía renovables en el sistema.

Convertir energía en hidrógeno

Otra de las alternativas propuestas por Siemens es la de producir grandes cantidades de hidrógeno a partir del excedente de energía renovable de parques eólicos y solares. Se trata de Silycer 200, una máquina que extrae hidrógeno casi puro a partir del agua y la electricidad como materias primas, con un rendimiento muy alto (75%). Esta tecnología funciona a través de la técnica de la electrólisis PEM, que emplea agua, electricidad y una membrana de intercambio de protones para almacenar el excedente en forma de hidrógeno. Además, ejerce como regulador de la corriente para que se mantenga constante a pesar de los cambios bruscos de agua, permitiendo mejorar el rendimiento de las instalaciones.

¿Qué innovaciones podrían asegurar el acceso universal a la electricidad?

El hidrógeno generado a partir de la electrólisis puede convertirse para crear calor o puede ser corriente eléctrica por medio de una pila de combustible. También el hidrógeno unido al dióxido de carbono puede dar lugar a metanol, lo que podría ser un combustible limpio para su uso en automóviles.

Generar productos químicos

La electrólisis también permite transformar el excedente de energía renovable en calor, combustible y productos químicos, como por ejemplo, monóxido de carbono, etileno o distintos tipos de alcoholes.

Piedras naturales y calor

Por último, Siemens está desarrollando, en colaboración con la Universidad de Tecnología de Hamburgo y la compañía local de energía Hamburg Energie, un nuevo sistema de almacenamiento denominado Future Energy Solution (FES) capaz de almacenar el exceso de energía durante varias horas o incluso durante un día entero. En este caso, el superávit de energía se almacena en piedras naturales que guardan la energía en forma de calor para, posteriormente, volver a transformarla en electricidad.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.