Innovación

Comienza Google Science Fair, una competición que busca las ideas científicas más innovadoras

google-science-fair
Escrito por Mihaela Marín

Google arranca esta semana la competición Science Fair, una iniciativa que ya ha llegado a su quinta edición y en la cual pueden participar jóvenes de todo el mundo con edades entre 13 y 18 años. El objetivo principal es estimular su nivel de ingeniosidad para que aporten soluciones a algunas preguntas que todavía no han encontrado respuestas, mediante la observación y los experimentos científicos.

El plazo para inscribirse al concurso finaliza el día 18 de mayo, periodo en el cual podrán presentar proyectos relacionados con una gran variedad de campos científicos que van desde la biología e informática, hasta la antropología y demás áreas de investigación.

Los jóvenes con las ideas más brillantes tendrán la posibilidad de ganar premios sustanciales que llegan a un total de 100.000 dólares en becas y ayudas escolares concedidas por Google y Scientific American, así como una expedición a las islas Galápagos, un viaje a la sede de Lego en Dinamarca o una visita a las instalaciones de Mojave Air y Spaceport para ver una nueva nave espacial de Virgin Galactic.

En el comunicado oficial se explica que la modalidad de registro es online para ofrecer la oportunidad de participar en la competición a todos los jóvenes del mundo apasionados por la ciencia. Una vez finalizado el plazo de inscripción, la compañía hará conocida la lista de los finalistas regionales el día 2 de junio, mientras que los finalistas internacionales se conocerán el día 4 de agosto.

A diferencia de los años pasados, la edición del 2015 incluirá dos premios más. Uno se entrega para distinguir al “educador inspirador” y el segundo, llamado el Premio al Impacto en la Comunidad, recompensará un proyecto sobre un reto relacionado con la salud o el medio ambiente.

flybot

Imagen 

Una generación con gran potencial para transformar el mundo

El mayor atractivo de Google Science Fair es, sin duda, la implicación de los jóvenes talentos en la resolución de los retos científicos, combinando la observación inteligente y la diversión del experimento. Los proyectos ganadores de las ediciones pasadas indican que el potencial de estos es mucho más que prometedor.

Como ejemplo, el Gran Premio de 2014 fue asignado al grupo formado por Ciara Judge, Émer Hickey y Sophie-Healy Thow, todas ellas adolescentes de 16 años. La investigación que les ha permitido obtener el mayor reconocimiento estuvo relacionado con una bacteria natural que podría ayudar a combatir el hambre a nivel mundial. Esta forma parte de la familia de los diazótrofos y puede acelerar la germinación de los cultivos hasta un 50% y las cosechas de cebada en un 74%.

Mihir Garimella de tan solo 14 años recibió el Premio de Ciencias Informáticas por su capacidad de construir robots voladores inspirados en la habilidad de las moscas de fruta de evitar las amenazas en el ambiente en el que operan.

La lista podría continuar con Hayley Todesco, de 17 años, la autora de un proyecto que tuvo como objetivo el diseño y la construcción de filtros de arena como biorreactores para limpiar las arenas petrolíferas o el equipo formado por Daniela Lee y Sadhika Malladi, dos adolescentes de 17  y 16 años respectivamente, que diseñaron un sistema de detección del cáncer no invasivo, entre muchos otros más.

Viendo la genialidad que han demostrado hasta el presente, se espera que este año las expectativas sean igual de altas. De momento faltará encontrar la idea de ese proyecto excitante y presentarla hasta el mes de mayo, que es cuando se finaliza el plazo.

El consejo transmitido por Miriam Schneider, una de las expertas del equipo de Educación de Google, es una invitación abierta dirigida a todos aquellos que están listos a desafiar los grandes problemas del mundo: “Las grandes ideas que tienen el potencial de generar un gran impacto a menudo comienzan a partir de algo pequeño.  Algo que incita tu curiosidad.  Algo que te gusta, que haces bien y que quieres probar. Entonces… ¿Qué vas a intentar hacer?”.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.