Innovación

Científicos revelan un nuevo método para averiguar si hay vida en otros planetas

planetas universo espacio

La comunidad científica ha dado un nuevo método clave para averiguar si existen o no alienígenas en otros planetas. Teniendo en cuenta varios factores, no solo la presencia de oxígeno, serán capaces de determinar si un planeta podría albergar vida o no.

Dada la magnitud del universo parece difícil creer que estamos solos. No obstante, hasta la fecha la comunidad científica no ha encontrado vida en otros planetas, pese a haber detectado algunos indicios de la misma, pero podrían estar un paso más cerca de hacerlo

La comunidad científica ha dado con un emocionante método clave para averiguar si hay vida en otros planetas. Hasta ahora solo analizaban la presencia de oxígeno en el atmósfera, un indicador bastante eficaz ya que hasta lo que sabemos actualmente, es muy difícil hacer oxígeno sin vida.

No obstante, uno de los coautores del estudio, Joshua Krissanen-Totton, explicó que la presencia de oxígeno no era un indicador 100% fiable: “Aunque la vida fuera común en el cosmos, no tenemos ni idea si será vida que produzca oxígeno. La bioquímica de la producción del oxígeno es muy complejo y podría ser bastante raro“.

Científicos descubren dos planetas potencialmente habitables

Tras sucesivas investigaciones publicadas en Science Advance, los científicos de la Universidad de Washington han dado con una nueva combinación de gases que podrían posibilitar la existencia de vida en otro planeta: metano más dióxido de carbono, menos monóxido de carbono.

Tenemos que buscar una abundancia de metano y dióxido de carbono en un mundo que tenga agua en su superficie, y encontrar una ausencia de monóxido de carbono“, explicó el coautor del estudio, David Carling.

Detectar dicha combinación de gases en la atmósfera es factible gracias al telescopio de la NASA, James Webb Space Telescope. Si contiene dichos gases es muy probable que exista vida en dicho planeta.

La clave está en los altos niveles de oxígeno en el dióxido de carbono y la ausencia de oxígeno en el metano; “Tienes unos niveles extremos de oxidación. Y es difícil hacer eso a través de proceses no-biológicos sin producir monóxido de carbono“, explicó Krissanen-Totton.

Otro indicio es que el monóxido de carbono no tiende a “sobrevivir” en un atmósfera que tiene vida ya que lo consumirían los microbios; si existe la presencia de monóxido de carbono probablemente no exista biología en dicho planeta.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.