Innovación

Científicos inventan una cámara capaz de autoalimentarse de energía

camera_auto_power
Escrito por Mihaela Marín

En teoría de nada sirve un dispositivo desconectado. Pero un grupo de ingenieros de Columbia Engineering ha demostrado lo contrario creando una cámara capaz de producir imágenes de forma indefinida, sin una fuente de energía externa.

En un siglo marcado por fuertes avances tecnológicos, los recursos que nos ofrecen los elementos primarios de la naturaleza no dejan de sorprender a los investigadores. La luz solar es un claro ejemplo de que, además de ser una de las más importantes fuentes de energía sostenible para los hogares, también se podría convertir en una fuente de energía para nuestros dispositivos. Es el caso de una cámara vídeo que tiene la capacidad de autoalimentarse durante su uso. El invento ha sido desarrollado por un grupo de investigadores liderado por Shree K. Nayar, profesor de ciencias informáticas en Columbia Engineering y será presentado en la Conferencia Internacional sobre la Fotografía Computacional que tendrá lugar a finales de este mes en la Universidad Rice de Houston.

¿Cómo lo han conseguido? De acuerdo con sus explicaciones, la cámara es capaz de producir una imagen cada segundo, de forma indefinida, en un espacio bien iluminado. Los investigadores han diseñado un circuito de pixel sencillo que puede medir no solo el nivel de luz incidente, pero también convertirla en energía eléctrica.

Para llegar a este descubrimiento el equipo de Nayar ha usado como referencia el sistema de funcionamiento de los paneles solares para aplicarlo a las cámaras digitales. Aunque  son tecnologías distintas, llevan componentes similares y uno de estos es el fotodiodo, un semiconductor sensible a la incidencia de la luz visible o infrarroja que produce corriente eléctrica. Pero mientras en una cámara el mecanismo permite a los píxeles medir la intensidad de la luz que captan, en el caso de los paneles solares el fotodiodo tiene la capacidad de convertir la luz en energía eléctrica.

Partiendo de esta base, los científicos han recurrido a componentes comunes para crear un sensor de imágenes (30×40) que viene acompañado por un diseño de píxeles sencillo basado en dos transistores: “Una arquitectura de sensores se desarrolla allí donde, durante cada ciclo de captura de imagen, los píxeles se utilizan al principio para registrar y leer la imagen y luego para obtener energía y cargar los sensores”,  explican en su informe.

Cuando no se usa para sacar fotos, la energía acumulada por la cámara podría ser empleada para alimentar otros dispositivos, añaden los investigadores.

Colombia Engineering

Imagen

El vídeo experimental que han podido grabar con su prototipo no llega al nivel de calidad de imagen de una cámara convencional (carece de color y nitidez así como se puede ver en la imagen de arriba) , pero el hecho de que han dado un gran paso hacia el desarrollo de dispositivos que se pueden cargar por sí mismos puede llevar fácilmente a imaginar un futuro sin cables: “Creo que acabamos de ver solo la punta del iceberg. Se espera que el procesamiento digital de las imágenes se empiece a utilizar en muchos campos, incluyendo los wearables, las redes de sensores, los entornos inteligentes, la medicina personalizada y el Internet de las cosas. Una cámara que pueda funcionar siempre como un dispositivo desconectado -sin una fuente de alimentación externa- podría ser increíblemente útil”, concluye el profesor Nayar.

Imagen principal 

Sobre el autor de este artículo

Mihaela Marín

Mi interés por la tecnología ha nacido cuando me he dado cuenta de que nos permite ver el lado escondido de la realidad. Todavía quedan muchas cosas por descubrir y suficiente curiosidad para entender lo que realmente somos. Especializada en Periodismo y Marketing, he podido compartir experiencias con profesionales del mundo empresarial tecnológico. Siempre en búsqueda de ideas, escribo para hacer conocido el trabajo innovador, capaz de cambiar los problemas en soluciones.