Energía Innovación

Evaporación del agua, ¿el punto de partida de la próxima energía renovable?

Una investigación genera energía renovable a partir de la evaporación del agua

Un estudio de la Universidad de Columbia publicado en la revista Nature Communications y encabezado por el estudiante de postgrado Ahmet-Hamdi Cavusoglu analiza el impacto futuro que tendría el uso de la evaporación como fuente de energía renovable.

En la actualidad son muchas las investigaciones y los estudios que rastrean nuevas posibilidades para las energías limpias presentes y futuras, que serán más de una cuarta parte del mix europeo en 2030. Ahora, un nuevo análisis llevado a cabo desde la Universidad de Columbia se centra en las potabilidades de la evaporación como fuente renovable. Los científicos abogan que los lagos y embalses de Estados Unidos podrían generar con la evaporación casi el 70% de la energía que la nación produce en la actualidad, teniendo además la capacidad de los problemas de intermitencia de otras energías alternativas convencionales como la solar y la eólica.

“Mediante el control de la evaporación, podemos almacenar y controlar la potencia de salida, lo que nos permite ofrecer energía confiable a demanda sin necesidad de baterías y otros métodos de almacenamiento de energía”, afirma Ahmet-Hamdi Cavusoglu, el autor principal de este estudio. Otro de los investigadores, Ozgur Sahin, biofísico de Columbia, es el responsable del diseño de una tecnología que ilustra este artículo y que emplea esporas de la inofensiva bacteria ‘bacillus subtilis’ para absorber y liberar agua cuando la humedad relativa del aire experimenta un cambio. Estas actúan como músculos: con humedad elevada, estas absorben agua y se expanden, y con humedad baja, liberan agua y se contraen.

Bali puede generar con energía solar 23 veces más electricidad de la que precisa

La tecnología desarrollada por el laboratorio puede controlar la humedad a través de persianas que se abren y cierran, generando ciclos de evaporación. El extremo móvil de las tiras de plástico de la máquina está conectado a un generador, responsable de producir electricidad.

Una de las principales ventajas que refleja el estudio es la capacidad de este método para ahorrar agua, ya que la mitad de la que se evapora de forma natural de los lagos y embalses podría ser conservada, correspondiendo a una quinta parte de la que consumen los estadounidenses. Los cálculos del informe se limitan a territorio estadounidense, y para escapar de fallos relacionados con el modelado de interacciones más complejas excluyeron zonas como tierras de cultivo, ríos, los Grandes Lagos y costas.

Aunque se desplegase a gran escala, no tendría prácticamente impacto en los patrones climáticos, ya que como destacaba Sahin, “la precipitación y la humedad atmosférica es mayormente impuesta por el océano”.

Otro de los beneficios de esta fuente renovable a partir de la evaporación de agua es su capacidad de producir energía únicamente cuando sea preciso. “Podría complementar muy bien las existentes, ofreciendo una alternativa que podría ser más adecuada en un lugar concreto, o generar energía cuando las otras tecnologías de energía renovable no pueden”, plantea Sahin. Si esta tecnología supera los desafíos técnicos y logra ser eficiente y escalable podría llevarse al terreno práctico, no solamente a partir de masas naturales de agua, sino también en relación a las usadas por agencias del agua, organismos gubernamentales o granjas.

Imagen | Universidad de Columbia

Fuente | El Periódico de la Energía

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.