Innovación

Investigadores chinos inventan un papel resistente al fuego y al agua

Científicos chinos inventan un papel resistente al agua y al fuego

Un equipo de científicos de China ha logrado desarrollar un material insólito y con múltiples aplicaciones. Sed trata de un tipo de papel que es a la vez resistente al fuego y al agua.

Se trata de la primera vez en la historia que un tipo de papel ha sido capaz de repeler el agua y soportar temperaturas extremas -de hasta 200 grados-. Es el descubrimiento perpetrado por el equipo de investigación del Instituto de Cerámica de Shanghai, que lleva trabajando en esta invención desde 2008.

Qué son los materiales bidimensionales y cómo van a revolucionar el mundo

Según ha informado el diario local South China Morning Post, los científicos prevén que el nuevo producto resistente al agua y al fuego se encuentre disponible en el mercado en el plazo de tres años. 

Precisamente, China fue la nación acogió la invención del papel en el siglo II. Ahora, la región asiática también acoge el nacimiento de este innovador material, obtenido al añadirle a la pasta del papel hidroxiapatita, un tipo de calcio presente en el esmalte de los dientes de los animales y en los huesos, y responsable de que la estructura del papel se modifique y adquiera propiedades especiales como esta acusada resistencia al agua y a las altas temperaturas.

Un papel resistente a diversos líquidos

Este papel descubierto por el Instituto de Cerámica de Shanghái es capaz de repeler no solo el agua sino también otras sustancias líquidas como café, zumo o té, además aguantar temperaturas de hasta 200 grados.

Por el momento, los científicos responsables de su creación se encuentran solicitando las patentes necesarias. El director de la investigación, Zhu Yingjie, señaló al diario chino que anteriormente se había logrado crear papel repelente al agua y resistente al fuego, pero nunca con las dos propiedades al mismo tiempo.

“Creemos que este papel será beneficioso para todo tipo de usos diferentes, que van desde su empleo para la caligrafía hasta para hacer vallas publicitarias”, apuntaba en torno a las múltiples aplicaciones de este invento.

Vía | South China Morning Post

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.