Innovación

China anuncia que pondrá una luna artificial en órbita para 2020

una ciudad en china de noche con la luna

En Chengdu, una ciudad en la provincia china de Sichuan, ya no harán falta farolas para iluminar las calles. El gobierno ha anunciado sus planes para poner en órbita una luna artificial para 2020. No obstante, algunos expertos alertan de los riesgos que conlleva.

Si nos ponemos a sacar curiosidades sobre China probablemente no acabaríamos nunca. Puede que a algunos les sorprenda saber que el gigante asiático tiene un sistema de crédito social por el que valoran el buen o mal comportamiento de sus ciudadanos, dándoles una puntuación. U a otros les bastará con ver fotos que demuestran la sobrepoblación que existe en el país.

No obstante, casi más sorprendente que todo esto son los planes de China para lanzar una luna artificial al espacio. El gobierno ha asegurado que para 2020 quiere que todas las calles de Chengdu, una de las ciudades más grandes del país, estén iluminadas por este astro falso.

La luz que desprendería la luna artificial sería tan brillante que se asemejaría a la luz solar, permitiendo reemplazar las farolas por completo, informan desde The Telegraph.

Parece un disparate, pero no es la primera vez que un gobierno plantea una idea así buscando alternativas más económicas a la luz eléctrica en las calles. En 1999 Rusia desarrolló un plan poner espejos en órbitas para iluminar las ciudades en Siberia. Empleaban un dispositivo llamado Zhnamya 2, equipado con un espejo de 25 metros para iluminar 7,7 km2; no obstante, colisionó en el espacio y dejaron de lado el ambicioso proyecto.

China revela el vehículo con el que investigará el lado oscuro de la Luna

En este caso, China emplearía un satélite con un revestimiento reflectante capaz de iluminar un area de alrededor de 129 km2. El astro falso daría hasta 8 veces más luz que la luna real. Al parecer llevan varios años trabajando en el proyecto, pero no han revelado su coste.

Eso sí, pese a ser práctico para ahorrar en energía eléctrica, algunos expertos alteran de que la luna artificial que quiere poner China en órbita podría ser perjudicial para el medio ambiente, dañando la vida silvestre y alterando sistemas de la atmósfera terrestre. Sin embargo, los científicos detrás del proyecto aseguran que el satélite desprenderá una luz tenue, implicando que no afectará a los animales.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.