Innovación

Centros de datos submarinos, la nueva idea de Microsoft

Natick de Microsoft

Para reducir la latencia de los usuarios que viven en la costa y con el fin de reducir el consumo de energía, en Microsoft han apostado por una peregrina idea: instalar sus centros de datos bajo el mar.

El 50% de los habitantes del mundo viven cerca de la costa, pero los centros de datos rara vez se encuentran en esas zonas, debido al riesgo de inundaciones o tsunamis como el que azotó Japón hace unos años. Ello provoca problemas de latencia a los internautas de estos lugares al acceder no sólo a sus webs favoritas sino también al utilizar servicios cloud en las empresas y organismos públicos.

Para tratar de resolver esta problemática, en Microsoft han apostado por una peregrina idea: instalar sus centros de datos bajo el mar, cerca de la costa. La propuesta, muy similar a los barcos que ya emplea Google en algunas regiones, lleva gestándose desde 2014, cuando Sean James, un empleado de Redmond que había trabajado en un submarino de guerra estadounidense, presentó un documento con su apuesta.

En estos dos años, Microsoft ha diseñado, construido y desplegado su primer centro de datos submarino, situado a un kilómetro de la costa del Pacífico de Estados Unidos, que estuvo en funcionamiento de agosto a noviembre de 2015, tal y como recoge la web de Microsoft dedicada a esta hazaña, que ha sido bautizada como Proyecto Natick. A pesar del corto período de pruebas, desde Redmond aseguran que estos CPD pueden alcanzar una vida útil de más de 20 años, pudiendo recuperarlos cada cinco años para repararlos en tierra, actualizar sus equipos y recolocarlos en el mar.

Su despliegue comercial podría comenzar ya en 2017, con algún proyecto piloto bien en Estados Unidos, bien en el norte de Europa, proveyendo servicios de nube de la propia Microsoft, a través de su marca Azure.

Refrigeración sostenible… o no

Una de las obsesiones de los diseñadores de centros de datos es reducir al máximo el consumo energético de las instalaciones, que suele ser altísimo debido a la alta demanda de electricidad necesaria para refrigerar todos los servidores del CPD. Para lograr esta titánica misión, las grandes compañías están aprovechándose de las condiciones climatológicas y del entorno, como el frío (Facebook cuenta con un CPD en Suecia por este motivo), el viento (Facebook acaba de abrir un nuevo centro de datos en Clonee, Irlanda, por esta razón) o el agua (Google usa el líquido por excelencia para refrigerar su CPD de Hamina, en Finlandia).

Proyecto Natick de Microsoft

En ese sentido, el proyecto Natick se las promete muy felices, ya que no sólo se beneficiará de las bajas temperaturas del agua, sino que también obtendrá la energía que necesita para que sus equipos funcionen correctamente por medio de generadores y turbinas de energía maremotriz. Sin embargo, esta apuesta ecológica está recibiendo críticas en la Red, ya que hay usuarios que afirman que los CPD submarinos causan un incremento de la temperatura del agua en la zona en que se encuentra ubicado, afectando a la vida normal de la fauna marina. Desde Redmond, en declaraciones a Computerworld, defienden que en su experimento no hubo ninguna anomalía en los peces ni el entorno acuático pese a la instalación del centro de datos.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Omar Galaviz

    que tanto es la temperatura que puedae generar una unidad CPD en el fondo marino como para afectar la fauna del mismo.?