Innovación

Un campeonato de ‘fútbol robótico’

robocup
Escrito por Marcos Merino

En 1997 nacía la Federación Robocup, banco de pruebas para el desarrollo de robots autónomos. En su última edición a 410 equipos de todo el mundo.

La luso-estadounidense Manuela Veloso es la titular de la cátedra Herbert A. Simon de Computación y Robótica de la Universidad Carnegie Mellon, y presidenta de la Asociación por el Avance de la Inteligencia Artificial (AAAI). Veloso lleva dos décadas trabajando para desarrollar robots móviles autónomos, como su COBOT (‘Collaborative Robot’), pero es otro de sus proyectos dentro de este campo -gracias a sus investigaciones- el que más atrae nuestra atención, por su reciente puesta en marcha y por lo curioso de su planteamiento: un campeonato de ‘fútbol robótico’ llamado RoboCup.

La edición de 2013 de esta iniciativa, celebrada en los Países Bajos, ya atrajo a 410 equipos (compuestos por investigadores, desarrolladores y diseñadores de 45 países diferentes) y 40.000 espectadores. Otro de los fundadores de Robo Cup, el profesor de robótica de la Univ. de Osaka Minoru Asada, reconocía que jamás habría tenido éxito sin el trabajo previo de Veloso, al que define como “un puente de valor incalculable entre la robótica y la inteligencia artificial”. Y es que esta investigadora empezó a trabajar con robots jugadores de fútbol ya a mediados de los 90. En ello poco tuvo que ver poco su origen portugués: pese a haber nacido en un país donde el fútbol goza de gran popularidad, ella prefiere el fútbol americano… pero fue capaz de ver el potencial del fútbol como marco para el desarrollo de sistemas autónomos.

En tan sólo tres años, se convertía en unas de las cofundadoras de la Federación RoboCup, y en los siguientes 18 años ha sido testigo (y responsable) del cambio de los primeros robots que a duras penas se movían siguiendo su programación, hasta los actuales equipos de robots humanoides capaces de llevar a cabo tácticas defensivas y ofensivas… y de tirar penaltis. El software que convertía a los robots de su propio equipo en los más avanzados se basaba en un algoritmo de visión basado en el uso de líneas, patrones y colores para realizar el seguimiento de la pelota. En 2009 lo liberó como código abierto para que pudiera ser aprovechado por sus rivales.

Ahora, el objetivo de RoboCup es llegar a 2050 habiendo desarrollado un equipo de robots capaz de batir a los ganadores humanos del Mundial de Fútbol.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.