Innovación

C16, un modelo de coche eléctrico impreso en 3D

streetscooter-c16
Escrito por Rafael Claudín

El fabricante alemán StreetScooter se lanza al terreno de las impresoras 3D con un vehículo impreso en buena medida y con motor eléctrico.

No hace mucho Local Motors hizo toda una demostración imprimiendo en 3D un coche durante una feria del motor en Estados Unidos. No eran los únicos trabajando en ello. El fabricante alemán StreetScooter ha tardado 12 meses desde el primer diseño y ya tiene listo un prototipo capaz de responder al órdago lanzado por Local Motors.

El modelo ha sido bautizado como C16 y ha sido impreso en 3D con Stratasys Objet1000 3D Production System, un sistema que se supone la mayor impresora 3D del mundo con multimateriales. Estos récords hay que tomarlos con pinzas porque van con letra pequeña: la impresora del Strati de Local Motors también era la mayor, pero de polímeros; y la de las casas chinas, la mayor, pero con un compuesto de cemento.

En todo caso, la impresora Objet1000 3D de Stratasys usada por StreetScooter ya tiene experiencia en la producción de componentes para coches. Se utilizó para crear el vehículo futurista Urbee, de KOR EcoLogic. Y es capaz de imprimir partes de ABS de hasta un metro de longitud.

Nada de esto le quita lustre al coche creado por StreetScooter, que ha sido capaz de imprimir buena parte del vehículo. La lista de componentes impresos es bastante extensa: los paneles frontales y traseros, los de las puertas, el parachoques, los faldones laterales, el guardabarros, las coberturas de los focos y muchas pequeñas partes del interior del modelo.

Quizá el diseño no sea una maravilla. Parece sacado de un pack de Lego y los he visto con más empaque diseñados por niños de cinco años. Pero no se le pueden pedir peras al olmo. StreetScooter crea vehículos simplemente funcionales, y con considerable éxito en su campo. Así, el servicio de correo alemán Deutsche Post ya utiliza un modelo creado por esta pequeña compañía.

Lo interesante de la incorporación de la tecnología de impresión 3D es que reduce considerablemente los tiempos de fabricación y, sobre todo, los costes. Y, según la compañía, el producto resultante es capaz de “rendir en difíciles ambientes de pruebas al mismo nivel que un vehículo hecho con componentes fabricados tradicionalmente”.

El Stratasys C16 hará su puesta de largo en la feria EuroMold, que se celebra en Frankfurt del 25 al 28 de noviembre. Pero ya se saben algunos detalles muy interesantes de él, el primero de ellos, el precio. Según Gizmag, estará en torno a los 10.000 euros, lo que no está nada mal para coche biplaza de estas características. Otros detalles son el peso de la versión final del modelo, 450 kilos más las baterías; su autonomía mínima, que será de 100 km; y su velocidad máxima, que será de 100 km/h.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.