Energía Innovación

Los coches europeos deberán recortar las emisiones de CO2 al 45% para 2030

Bruselas endurece los recortes de emisiones de CO2 de los coches al 45% para 2030

Los eurodiputados endurecen las propuestas de la Comisión Europea y reclaman coches más limpios y alineados con la lucha contra el cambio climático. Los recortes de emisiones de CO2 de los coches suben al 45% para 2030.

El Parlamento Europeo subía ayer los recortes de emisiones contaminantes de CO2 a los vehículos de la industria del automóvil. En la votación celebrada en Estrasburgo el comité de medio ambiente de la Cámara se desmarcaba del 30% propuesto por la Comisión Europea y del exiguo 20% sugerido por la industria y estipulaba que los recortes en las emisiones de CO2 para 2030 en relación con 2021 tendrán que ser del 45%. También se votó una reducción del 20% para el próximo 2025.

Mientras los países intentan llegar a un consenso, el día 9 de octubre se votará en un pleno la propuesta, tras la reciente aprobación del informe de la socialdemócrata maltesa Miriam Dalli, que obtuvo 38 votos a favor, frente a 23 votos en contra y 7 abstenciones. Cabe recordar que Bruselas propuso en noviembre del 2017 recortar las emisiones un 15% para el 2025 y un 30% para el 2030. Antes de las elecciones europeas de mayo de 2019 se deberá formalizar la legislación en torno a este tema.

Árboles, drones y bicis: 5 propuestas punteras contra la contaminación urbana

Pese a las quejas de ACEA -la asociación de fabricantes europeos que aglutina marcas como Volvo, Renault, BMW o Volkswagen-, cuya propuesta del 20% de apoyaba en la pérdida de empleos, el plan de Dalli, mucho más ambicioso y alineado con el respeto al planeta y la lucha contra el cambio climático ha obtenido el apoyo. El documento plasma la voluntad de una mayor inserción de vehículos híbridos o eléctricos al elevar al 20% en el 2025 y al 40% en el 2030 la cuota de la reducción para cada fabricante, frente al 15% y 30% planteado originalmente por la Comisión Europea. Aquellos que lo incumpliesen recibirían cuantiosas sanciones.

Una de las propuestas más interesantes planteadas por los eurodiputados es obligar a la realización de test de CO2 en tiempo real, en lugar de ceñirse en exclusiva a pruebas de laboratorio. De esta manera, reclaman al Ejecutivo comunitario que los fabricantes midan estas emisiones en condiciones de conducción reales, para evitar trampas como la del escándalo conocido como dieselgate que sacó a la luz el fraude cometido por el grupo Volkswagen, que instaló deliberadamente en sus vehículos  fabricados entre 2008 y 2015.un programa informático con el objetivo de evitar los límites a las emisiones.

El Parlamento Europeo también solicitó una propuesta que garantice que los consumidores accedan a información precisa acerca del combustible que consumen y las emisiones contaminantes emitidas por los vehículos que usan.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.