Innovación

Brainflight o el control de un avión con la mente

Brainflight
Escrito por Rafael Claudín

Un proyecto alemán demuestra la viabilidad del manejo de un avión con el control directo de la mente, sin mandos de por medio.

En una tardía película de espionaje en plena guerra fría, Clint Eastwood roba a los rusos el caza Firefox, que tenía la peculiaridad de controlarse de forma directa con órdenes mentales. Clint es el elegido para la misión, pese a sus desequilibrios mentales, por su capacidad para hablar ruso y su experiencia como piloto. Salvo por este pequeño detalle del idioma, la película Firefox, el arma definitiva estaba mucho más cerca de la realidad de lo que podríamos creer.

Un equipo de investigadores alemanes, formado por científicos e ingenieros de las universidades Technische Universität München y TU Berlin, ha demostrado que pilotar una nave sin manos es posible. El equipo ha puesto a prueba su sistema con 7 sujetos que tenían experiencias de pilotaje variables, empezando por uno de ellos que no tenía ninguna en absoluto.

Los resultados son sorprendentes. Tim Fricke, uno de los autores del informe, señala en la noticia de la Universidad de Munich que “uno de los sujetos fue capaz de realizar 8 de los 10 objetivos con una deriva de sólo 10 grados”. Uno de ellos aterrizó a apenas unos metros de la línea central y varios de ellos pudieron hacer un acercamiento correcto para aterriza en condiciones de escasa visibilidad.

Un simulador para el control mental

Los sujetos del estudio se pusieron a los mandos de un avión en un simulador muy peculiar. Sin mandos para manejar el simulador, iban equipados únicamente con un “casco” lleno de sensores para detectar sus ondas electromagnéticas. Los investigadores han creado un algoritmo que descifra las ondas electromagnéticas convirtiéndolas en órdenes específicas. Eso sí, sólo trabajan con impulsos mentales claramente definidos, así que no será una cuestión del idioma en el que uno piense.

Vamos, que no hará falta hablar ruso ni ser un piloto especialmente dotado. El estudio demuestra no sólo que el control de algo tan complejo como un avión se puede realizar únicamente con la mente, sino que pilotar un avión es mucho más fácil de esa manera. De hecho, una de las ideas detrás del proyecto es precisamente facilitar el pilotaje a un mayor número de personas.

Saber cuánto tardaría un sistema semejante en ser incorporado al mercado es a estas alturas un futurible imposible. TechCrunch señala que no hay una hoja de ruta clara para el proyecto, más allá de que será demostrado en septiembre en el marco del congreso Deutscher Luft- ind Raumfahrtkongress. Mientras tanto, podemos ver la peli de Clint… o el siguiente vídeo que demuestra las posibilidades del proyecto.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.