Innovación

BMW y Baidu rompen su alianza para desarrollar un coche autónomo

Escrito por Marcos Merino

Las diferentes expectativas y ritmos de desarrollo, además del acercamiento de BMW a Intel para un proyecto paralelo, causa de la separación.

Tras dos años colaborando para desarrollar coches autónomos, el fabricante alemán BMW y el gigante chino de las búsqueda Baidu habrían puesto fin a su proyecto conjunto, según informa la agencia Reuters. La razón estaría en las discrepancias sobre el enfoque de la investigación: “Hemos descubierto que tanto el ritmo de desarrollo como las ideas de ambas empresas son algo diferentes”, según explicaba Olaf Kastner, CEO de BMW China. Cuando empezaron a colaborar, el vicepresidente de Baidu Wang Jin anunció que tardarían sólo un año en contar con un prototipo. Y, efectivamente, el vehículo estuvo listo en 2015 y ha permitido desde entonces la realización de pruebas sobre la tecnología de conducción autónoma de Baidu (aunque aún requería de la presencia de un conductor humano).

Sin embargo, las expectativas (y/o las ambiciones) de Baidu eran superiores a las de su socio alemán: su calendario tenía marcado 2018 como el año de la salida al mercado de su coche autónomo —buscando así adelantarse a los planes de otra compañía china: Alibaba—, mientras que BMW se había marcado 2021 como objetivo. A eso se añade que BMW había empezado a formar alianzas con otras compañías como Intel o Mobileye con el fin de desarrollar tecnologías de conducción autónoma al margen de Baidu.

Por ello, la compañía china está ahora a la búsqueda de otro fabricante que haga posible llevar a buen puerto su proyecto de coche autónomo. Según explica Wang Jin, Baidu “está abierta a cualquier socio, de hecho está hablando con muchos [posibles]”. Por ahora, está llevando a cabo pruebas en Estados Unidos, usando coches de Lincoln (marca del grupo Ford). A principios de este año, Baidu recibió los permisos necesarios por parte Departamento de Vehículos Motorizados de California, y desde entonces ha construido un equipo permanente en Silicon Valley dedicado a este proyecto, compuesto por alrededor de un centenar de personas.

Vía | The Verge

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.