Innovación

Baterías sólidas alcalinas, la última alternativa a las de litio inflamables

Escrito por Lara Olmo

La demanda de baterías de litio en los próximos años se va a disparar. Esta tecnología cada vez se abarata más por lo que van surgiendo alternativas más seguras y económicas. La última es un modelo sólido y alcalino.

Elon Musk no es el único que pronostica un mundo donde casi todo cuanto nos rodee dependerá de las baterías. El gurú de Silicon Valley e inversor Bill Joy también contempla este escenario, pero a diferencia de aquel, su propuesta no se basa en el electrolito líquido sino en el álcali.

Ionic Materials, empresa especializada en la fabricación de baterías sólidas, y de la que es inversor Joy, ha presentado un prototipo alcalino que sería más seguro y económico que las de litio (que emplean electrolito líquido, un líquido inflamable), y también se puede recargar.

El inversor de Ionic Materials prevé tres aplicaciones principales para la tecnología de polímeros (esto es, de las baterías): en la electrónica de consumo, los coches eléctricos y la red eléctrica. Aunque Joy cree que como siga incrementándose la demanda como parece que lo hará, la industria se verá saturada, porque no se fabrican suficientes.

Los precios de los paquetes de baterías de iones de litio han caído un 73% entre 2010 y 2016, según analista de Bloomberg. Y esto es sólo el principio. Las mejoras tecnológicas, la fabricación a gran escala y la competencia entre los principales fabricantes de baterías seguirán empujando los costes hacia abajo. Los recursos se van a concentrar en esta tecnología, lo que frenará el crecimiento de otras alternativas, como las solares.

Cómo funciona una batería y por qué puede explotar

Se estima que la demanda mundial de baterías de iones de litio para los vehículos eléctricos pasará de los 21 gigavatios/hora en 2016 a los 1.300 gigavatios/hora en 2030, según Bloomberg New Energy Financie. Un ritmo para el que la empresa de baterías invertida por Joy no está preparada.

“Incluso si creciéramos un 400% cada año durante una década, no podríamos satisfacer la demanda”, dijo Joy. “Partimos de una base cero, no tenemos ni fábrica. Únicamente un material revolucionario”.

Vía | Bloomberg

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.