Innovación

Baterías flexibles para dispositivos móviles

flexible-battery-supercapacitor-5
Escrito por Rafael Claudín

Un equipo de investigadores de la Universidad Rice ha creado la tecnología de baterías flexibles más prometedora hasta la fecha.

Si bien se ha avanzado mucho en la fabricación de baterías de ión litio, parece que esta tecnología está cerca de tocar techo. Los smartphones tienen una autonomía mucho mayor que antes, pero hay que recargarlos casi cada día: ahora hacen muchas más cosas y llevan pantallas más espectaculares, que consumen batería como si fueran adictas a la energía. Por no hablar de su tamaño y de su peso. Razonable para un móvil, pero imposible en ropa inteligente o relojes inteligentes si se les quiere dotar de una autonomía decente.

Las posibilidades comerciales de unas baterías flexibles, ligeras y de alto rendimiento han provocado numerosos estudios, pero ninguno de ellos ha sido mínimamente viable para alcanzar su producción masiva. El nuevo desarrollo de la Universidad Rice, en Houston, Estados Unidos, podría llevarse el gato al agua: baterías ultrafinas, flexibles y de alto rendimiento, y sin un asomo de ión litio. Además, pueden hacer las veces de supercapacitador.

Magia no: pura química

El equipo de investigación, liderado por el químico James Tour, ha creado una capa de fluoruro de níquel de 900 nanómetros de grosor, con perforaciones regulares de 5 nanómetros para aumentar su área. Luego han encapsulado los electrodos hechos de hidróxido de potasio en alcohol polivinilo. Les ha quedado, literalmente, niquelado. Y además tiene como mínimo dos usos.

El dispositivo se puede cargar y descargar rápidamente, realizando la función de un supercapacitador. O bien, si se carga con una tasa de corriente baja, se descarga lentamente, funcionando como una batería convencional. Tiene, además, otras ventajas: después de 10.000 ciclos de carga y descarga (y después de haber sido doblada mil veces), todavía conserva un 76% de su capacidad original. Todos hemos padecido la reducción de la capacidad de las baterías de ión litio en mucho menos tiempo.

Gizmag menciona además los datos de densidad de la energía (384 Wh/kg) y de densidad de potencia (112 kW/kg). Los resultados ampliados para expertos se pueden consultar en el artículo que han publicado los autores del proyecto en el Journal of the American Chemical Society.

Cuando la tecnología llegue al mercado, supondrá un boom para la ropa inteligente, empezando por las bandas que usan los deportistas: ya podrán correr una maratón tras otra sin problemas de batería. Pero también para los relojes inteligentes, que se anuncian o fabrican de vez en cuando pero nunca acaban de cuajar del todo.

Muy pronto, el  problema no serán las baterías. De hecho, antes de lo que podríamos esperar. Si normalmente pasan años desde que un desarrollo científico llega al gran público, en este caso no pasará tanto tiempo. Los investigadores de la Universidad Rice están ya en conversaciones con fabricantes de baterías para estudiar la viabilidad de la producción en masa de esta tecnología.

Imagen: Universidad Rice

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.