Innovación

Un avatar para las entrevistas de seguridad

Avatar
Escrito por Rafael Claudín

Estados Unidos planea encargar a un sistema informático las entrevistas para entrar a formar parte del gobierno federal.

El cine y las series de televisión nos han enseñado múltiples maneras de desarrollar interrogatorios de seguridad, desde el extraño sistema de detección de replicantes de Blade Runner hasta el detector de mentiras humano de Los padres de la novia o la manía torturadora de Jack Bauer. Las entrevistas para entrar a formar parte del gobierno federal de Estados Unidos no son tan extremas, pero contienen el mismo tipo de preguntas de los formularios de entrada al país.

Muy pronto esas entrevistas podrán correr a cargo de un avatar, de seguir adelante la propuesta del National Center for Credibility Assessment (NCCA). Los sicólogos del centro  están preparando un sistema basado en un avatar informático, cuya primera versión se ve en la imagen de arriba. No llega a la rareza de los na’vi, pero presenta una raza indeterminada para no provocar ningún tipo de rechazo en los aspirantes.

El sistema se sirve de electrodos que examinan las reacciones del corazón y de la piel, similar a un detector de mentiras, que en principio no se puede engañar, a menos claro que tengas el suficiente entrenamiento. La idea es que con esta tecnología la realización de estas entrevistas sea menos “consumidora de tiempo, trabajosa y costosa para el Gobierno Federal”, según el estudio publicado por la NCCA.

Un sistema liberador para los entrevistados

Para comprobar la efectividad de la tecnología, el centro la ha puesto a prueba con un grupo de voluntarios. Primero tenían que rellenar un formulario con preguntas comprometedoras respecto a la salud mental, el uso de drogas, etc. Y, curiosamente, los participantes tendían a ser más abiertos ante el avatar que ante el formulario previo. Más sinceros y hasta más habladores ante la pregunta final: ¿tienes algo más que añadir?, como indica Motherboard.

Además de las reacciones reflejas del cuerpo, el avatar es capaz de detectar pistas vocales. Y, pese a que se basa en un set de preguntas similares a las de un contestador automático, según las respuestas que se de, el sistema es capaz de seguir diferentes líneas de “conversación”.

Todo esto no es sólo un estudio: muy pronto se utilizará el sistema, teniendo en cuenta que la NCCA es la encargada de la “detección de mentiras” en todos los niveles y agencias de Estados Unidos. El avatar no sólo abarata los costes sino que no tiene los prejuicios de sexo y de cultura que puede tener un entrevistador humano. Y, para hacerlo más adecuado a los aspirantes, en un futuro realizarán diferentes avatares que se adapten a las condiciones del entrevistado.

Quizá, en un futuro no muy lejano, las fronteras de Estados Unidos se llenen de avatares que decidan si los motivos que tienes para entrar al país son legítimos o no. Quizá echemos de menos la empatía de un ser humano, pero probablemente las colas de entrada en los aeropuertos serían un poco más fluidas.

Sobre el autor de este artículo

Rafael Claudín

Rafa M. Claudín ha trabajado durante más de 15 años como periodista especializado en tecnología de consumo en medios como PC Actual, Computer Idea, Tech Style o la versión española de Gizmodo, además de colaboraciones en diversas revistas de videojuegos y otras más generalistas como QUO.

  • XPadi

    ¿Empatía para entrar en EEUU? Jajaja