Innovación

Así detectará las precipitaciones el satélite español de observación terrestre PAZ

El satélite español PAZ; que tenía previsto su lanzamiento hoy, finalmente se elevará a la órbita terrestre baja el día 21. A sus funciones de vigilancia y seguridad pública hemos de unir interesantes capacidades de análisis meteorológico y de predicción de precipitaciones intensas.

Hoy sábado, 17 de febrero, estaba previsto el lanzamiento del satélite de observación español PAZ, la gran apuesta espacial patria de los últimos años. Finalmente, será el 21 de febrero la fecha elegida para poner en la órbita terrestre baja este dispositivo, que se elevará gracias a un cohete Falcon 9 de SpaceX.

Este satélite, fabricado por Airbus, mide más de cinco metros de longitud, pesa en torno a 1,4 toneladas y presenta una forma hexagonal. Su misión estará ligada a varios aspectos de vigilancia y seguridad pública, incluyendo el control de las fronteras y el tráfico de embarcaciones en el Mediterráneo con el fin de prevenir el contrabando de droga y luchar contra la inmigración ilegal en un área de 300.000 kilómetros cuadrados.

Pero este satélite -operado por la empresa Hisdesat- también hará trabajos de cartografía y de análisis científico de varios parámetros atmosféricos, incluyendo la predicción y cuantificación de potenciales precipitaciones intensas.

Enviar satélites al espacio sin usar propulsantes, gracias a la ciencia española

En concreto, el satélite PAZ cuenta a bordo con una tecnología para realizar radio ocultaciones que, por primera vez, serán obtenidas en dos polarizaciones. Estas medidas, que se basan en el Sistema de Posicionamiento Global (GPS por sus siglas en inglés), dan pistas sobre las propiedades termodinámicas de la atmósfera (temperatura, presión y humedad) y, además, a diferentes alturas.

Además de esto, la polarimetría permitirá probar cosas nuevas, conceptos de medida que nunca antes se habían planteado. En particular, PAZ usará la información de las dos polarizaciones recibidas para hacer medidas de precipitación intensa, con lo que será el primer instrumento o sensor capaz de medir, simultáneamente, las propiedades termodinámicas y la precipitación intensa.

La instalación de estas capacidades ha corrido a cargo de investigadores del Instituto de Ciencias del Espacio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y del Instituto de Estudios Espaciales de Cataluña.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.