Innovación

¿Es la realidad aumentada la mejor tecnología para integrar en la vida cotidiana?

¿Es la realidad aumentada la mejor tecnología para integrar en la vida cotidiana?

La realidad aumentada nos brinda numerosas posibilidades: desde mejoras en la productividad laboral y el trabajo colaborativo a nuevas opciones en el terreno de la salud, el retail, la educación o el gaming.

Los smartphones colapsan la productividad de las empresas y reflejan uno de los problemas que tenemos en la actualidad: los avances tecnológicos son imparables y pueden ir aparejados de numerosas mejoras, pero es importante poner énfasis en cómo pueden mejorar nuestros trabajos y nuestras vidas. La realidad aumentada se percibe como la gran oportunidad para ello: es más, en 2021 moverá nada menos que 48.700 millones de dólares mientras que la realidad virtual se estancará en los 18.600 millones, según las estimaciones de IDC.

En el caso de la realidad virtual, que brinda numerosas aplicaciones, es preciso desconectarse del mundo exterior, ya que ofrece experiencias totalmente inmersivas y exige la plena atención de los sentidos del usuario. Por ello, en las empresas no tiene niveles demasiado altos de adopción. La gran ventaja de la realidad aumentada es que es capaz de convertirse en parte de tu entorno, integrándose con la realidad tangible y el universo cotidiano, en el que desarrolla mejoras de toda clase: por ejemplo, permite detectar alérgenos en los alimentos gracias al reconocimiento de objetos y a la Inteligencia Artificial.

Realidad aumentada o realidad virtual, ¿qué tecnología es más prometedora?

Como señala la siguiente infografía elaborada por Lampix, la realidad aumentada es una tecnología adaptada a las necesidades y demandas de la gente: fácil de usar, fuente de mejoras y con buena integración en la vida cotidiana. Así, en lugar de jugar con un auricular voluminoso y costoso, la realidad aumentada puede proyectar ese juego directamente en la mesa para que puedas jugar con otras personas en la habitación. También puede emplearse para lograr que las reuniones laborales sean más interactivas: en lugar de que cada persona use su propio dispositivo, la colaboración puede llevarse a cabo mediante un sistema compartido.

El siguiente gráfico ahonda en la realidad aumentada como futuro para el trabajo y el ocio, analiza el crecimiento de la inversión, analiza los beneficios de su adopción -como la flexibilidad, el coste o la adaptabilidad- y relaciona con el blockchain su crecimiento en los próximos años.

¿Es la realidad aumentada la mejor tecnología para integrar en la vida cotidiana?

Infografía | Lampix

Fuente | ValueWalk

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.