Innovación

Alianza entre IBM y Telefónica para impulsar el blockchain en el sector teleco

DAO-empresas-sin.jefes-ni-empleados-basadas-en-blockchain

Telefónica monitorizará en tiempo real la veracidad y trazabilidad de cada llamada internacional y sus atributos (principalmente el origen, destino y duración de la misma) en una plataforma descentralizada a la que todos los operadores participantes en el enrutamiento tendrán acceso.

Uno de los trending topic de los últimos meses es el blockchain, la tecnología distribuida que se dio a conocer con el bitcoin pero cuyo impacto parece extender a todos los procesos transaccionales, desde las finanzas hasta la trazabilidad alimentaria. Pese a este hype, la firma de análisis Gartner ya ha alertado de que “no debemos sobreestimar los beneficios del blockchain a corto plazo” o que apenas un 8% de los proyectos puestos en marcha en 2017 siga activo, según un reciente estudio.

En cualquier caso, el blockchain se sigue extendiendo en todos los sectores y nichos de actividad. ¿El último ejemplo? La alianza que acaban de sellar IBM y Telefónica para extender las cadenas de bloques al sector de las telecomunicaciones.

El proyecto inicial entre la telco español y la multinacional norteamericana tiene como objetivo aumentar la fiabilidad y la transparencia de la información que recogen las diferentes redes de los operadores que participan en el enrutamiento de una llamada internacional. En concreto, mediante la tecnología de IBM, Telefónica monitorizará en tiempo real la veracidad y trazabilidad de cada llamada internacional y sus atributos (principalmente el origen, destino y duración de la misma) en una plataforma descentralizada a la que todos los operadores participantes en el enrutamiento tendrán acceso.

Dos tercios de la gran empresa ya están tratando de implementar blockchain

Además de las llamadas, la solución puede aplicarse también a otros servicios, ayudando así a generar una mayor confianza entre múltiples partes (operadores, proveedores, fabricantes tecnológicos, etc.) que participan en la provisión de servicios digitales como el consumo de datos, los procesos de autenticación, el cloud computing o almacenamiento de datos.

Al crearse una plataforma de acceso común, los integrantes de la red pueden así lograr un consenso en tiempo real sobre la veracidad y la trazabilidad de la información y datos relativos al uso de un servicio que es generada y almacenada por diferentes fuentes y sistemas, independientemente del dueño o entidad que alberga u opera esos sistemas. De esta forma se mejora considerablemente la eficiencia de procesos de negocio que precisan de esta información como son la facturación, la contabilidad y reporting.

Además, puede ayudar a descubrir prácticas fraudulentas que se producirían durante el proceso y a resolver problemas recurrentes entre fabricantes, proveedores y operadores como diferentes tipos de disputa, pérdidas derivadas de ingresos no cobrados, así como discrepancias entre la información grabada por cada parte interviniente en el proceso.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.