Innovación

El deterioro de la capa de ozono se estanca por primera vez en 30 años

El deterioro de la capa de ozono se estanca por primera vez en 30 años

Por primera vez en las últimas tres décadas, el peligroso agujero de la capa de ozono ha estancado su crecimiento, mostrando síntomas de recuperación tras la eliminación de las emisiones de gases contaminantes.

Aunque conviene no relajarse en lo tocante a la aplicación de medidas que luchen contra su destrucción, el estancamiento del deterioro de la capa de ozono es una gran noticia, calificada como “éxito” por Emilio Cuevas, director del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, en Tenerife (AEMET), en declaraciones a la agencia EFE. El motivo de este triunfo es que aproximadamente el 99% de las sustancias que destruyen el ozono, como los clorofluorocarbonos (CFC), ya no se emiten a la atmósfera.

Para combatir el cambio climático: dieta vegetariana, vida sin coche y menos hijos

Según el experto, si el agujero hubiese proseguido su voraz crecimiento, los índices de ratos ultravioletas aumentarían, un problema a largo plazo incompatible con la vida. Para lograr estancar el deterioro se aplicó con éxito el Protocolo de Montreal, firmado hace 30 años, y destinado a reducir la producción, consumo y liberación en la atmósfera de sustancias que agotan el ozono.

Cabe destacar que, por contradictorio que resulte a priori, el cambio climático juega una parte importante en la recuperación del ozono, pese a que en décadas anteriores no se consideraba que existiese interacción alguna entre ambos procesos. El calentamiento global sube la temperatura media en la troposfera pero enfría las capas altas de la atmósfera como la estratosfera, acelerando la corriente de aire caliente del ecuador a los polos. La intensificación de dicho flujo, nombrado Circulación de Brewer-Dobson, se inyecta más oxígeno en las capas altas, donde a causa de la radiación solar se convierte en más cantidad de ozono.

Así pues, el restablecimiento y la recuperación de la capa de ozono dependerá de la futura evolución de la dinámica atmosférica, aunque como ha confirmado la ciencia no se volverán a alcanzar niveles de equilibro idénticos previos a la destrucción de la capa de ozono.

Para mediados del siglo XXI está previsto que la capa de ozono adelgace en zonas ecuatoriales y engorde en latitudes medias y altas, un fenómeno que afectaría sobre todo a países nórdicos europeos, dónde se incrementarían las radiaciones ultravioletas.

Por su parte, el director general de calidad y evaluación ambiental del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Javier Cachón, ha calificado el citado Protocolo de Montreal de auténtico éxito, subrayando que es de los pocos con carácter universal y firmado por todos los países de la tierra, siendo un auténtico ejemplo a imitar en la lucha contra el cambio climático. 

 

Vía | EFE Verde

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.