Innovación

Acuerdo para crear coches Toyota con Internet de Microsoft

internet en cocheEl fabricante de automóviles Toyota y Microsoft han alcanzado un acuerdo para introducir el acceso Internet y a la plataforma en la nube Windows Azure en los vehículos híbridos y eléctricos de la marca japonesa. El objetivo es establecer en los coches un sistema completo de cloud computing para el año 2015.

La introducción de Internet en los vehículos es uno de los objetivos más deseados por fabricantes y usuarios. Ya existen coches con conexión 3G y hay iniciativas de parte de diversas compañías para incorporar música por streaming a los automóviles. Por ello adquiere relevancia el acuerdo entre estos dos gigantes, que supone la profundización en este camino.

Microsoft y Toyota Motor Corporation (TMC) han anunciado un plan con una inversión de 12 millones de dólares para construir y desplegar aplicaciones telemáticas. Éstas funcionarían sobre la plataforma Windows Azure, servicio en la nube perteneciente a la compañía de Redmond, y desde los vehículos de la marca japonesa que sean eléctricos o híbridos.

El plan prevé que en 2015 ya se encuentre establecida una plataforma de cloud computing en los automóviles de Toyota. En palabras de Steve Ballmer, CEO de Microsoft, el acuerdo “confirma sólidamente el potencial de la nube, mientras que la plataforma Windows Azure proporcionará el grado de empresa y plataforma escalable que Toyota necesita para lanzar la telemática en sus automóviles a nivel mundial.”

La intención es aunar el potencial de Windows Azure con el programa Smart Center de Toyota, cuyo objetivo final es el de vincular personas, automóviles y hogares para un control integrado del consumo de energía, en la línea de Internet de los objetos.

“Este nuevo acuerdo entre Microsoft y Toyota es un paso importante para desarrollar una mejor movilidad y gestión de la energía en el futuro”, señala el presidente de Toyota, Akio Toyoda, quien también ha hecho hincapié en la necesidad de fomentar el acercamiento entre la tecnología y las personas. “Es importante desarrollar un nuevo vínculo entre los vehículos, la gente y los centros inteligentes de gestión de energías.”

Sobre el autor de este artículo

Pablo G. Bejerano