Innovación

Así está el fintech en España hoy día

Fintech for people
Escrito por Óscar Condés

“Fintech por people” debatió sobre pagos online, crowdfunding inmobiliario, agregadores financieros y el futuro de la tecnología aplicada a las finanzas.

Los #mooverangTalks son eventos periódicos que nacieron con el objetivo de que expertos de diversos sectores pudieran compartir su opinión y su experiencia sobre un tema específico, siempre relacionado con la innovación, la tecnología, las tendencias, las aplicaciones, etc. En este caso, la tercera edición de este evento celebrado en el Campus Madrid de Google tenía como tema a tratar el momento actual que vive el fintech. El debate reunió a expertos en distintos ámbitos del sector provenientes de empresas como Singular People Tools, PayPal Iberia, ING Direct, Housers, Accenture, Telefónica y la propia Mooverang. La charla permitió debatir sobre la situación de importante crecimiento del sector del fintech en España y hablar de todos los movimientos de las startups que están transformando el sector financiero.

Así lo demuestran movimientos como la adquisición de Holvi (startup finesa de banca online para emprendedores y pymes) por parte del BBVA, una compra que fue mencionada en un par de ocasiones por los asistentes al debate, y la aparición de nuevas aplicaciones que buscan implantarse entre la población y mejorar la experiencia de los usuarios en aspectos como los pagos a través de Internet o a través del móvil (la alta penetración de smartphones en España hace del nuestro un mercado muy interesante para la expansión de este tipo de operaciones).

Hacer más fácil la vida al usuario

Facilitar los pagos online es la misión declarada por la conocida PayPal, cuyo representante Jesús Arias, Responsable de Integración e Ingeniería de Ventas de PayPal Iberia, fue el encargado de abrir la primera ponencia. La empresa nació con la idea de posibilitar los pagos online P2P, básicamente para los realizados entre vendedores y compradores en plataformas como eBay. De hecho, para Arias, el éxito de PayPal se materializó gracias a su unión con la conocida plataforma de ecommerce.

Claro que PayPal no se queda en el terreno de los pagos online, ya que la firma no quiere quedarse en una posibilidad para pagos puntuales sino que pretende estar allí cada vez que un usuario necesite pagar algo. Es por ello que la firma se afana por ofrecer nuevos productos. Entre ellos, en el debate se hizo mención a las pulseras inteligentes para pago en festivales musicales, al sistema One Touch para pagos rápidos y el recién presentado Vodafone Wallet. Este sistema lanzado en colaboración con la operadora y que permite el pago con el móvil a través de tecnología NFC, es un buen ejemplo de un nicho en el que muchas empresas, no sólo PayPal, tienen puesto el punto de mira en estos momentos.

Y aunque está claro que PayPal dejó hace mucho tiempo de ser una startup para convertirse en una gran empresa, para Arias, su secreto es que no busca tener grandes beneficios y una gran estructura con muchos trabajadores sino que funcionan como una pequeña empresa con un único objetivo: Hacer más fácil la vida al usuario.

The way you pay

De esta frase es de donde procede el nombre de Twyp, la aplicación de ING Direct ideada para enviar dinero entre amigos que fue protagonista de la segunda ponencia a cargo de Gonzalo Caselles, Director de Medios de Pago de esta entidad bancaria. Twypp pretende ser una forma sencilla para que cualquiera pueda enviar y recibir dinero a/de los contactos de su agenda telefónica, sin necesidad de tener una cuenta en ING (recalcó Caselles) y sin comisiones ni condiciones, siguiendo la política de este banco.

La idea de Twyp surgió en la filial española de ING y tras ser puesta en común con la central holandesa (a la que le pareció una gran idea), fue desarrollada en común entre España y Holanda. Su intención no es otra que facilitar los pagos entre amigos, una necesidad que según Caselles detectaron desde el banco. Tras el lanzamiento en ambos países, la aplicación ya tiene 250.000 usuarios, “twyperos” según los llaman ellos. De ellos 215.000 son españoles ya que aquí se lanzó antes acompañada de una llamativa campaña publicitaria que habría ayudado mucho, tal y como reconoce el portavoz de ING.

Por otro lado, Caselles quiso dejar claro que aunque ING Direct tampoco se puede considerar ya una startup, sí que nació hace 16 años con ese espíritu, rompiendo los moldes de la banca tradicional. Y aunque ya estén plenamente asentados, dicen seguir manteniendo esa idea y estar atentos a las novedades que presentan las startups para colaborar con las que les parece aportan novedades que merecen la pena.

Interpelado sobre las razones de porqué en España, al contrario que en el resto de Europa, las novedades en fintech que mejor funcionan llegan de la mano de empresas más grandes en vez de startups, Caselles comentó que lo ve normal. Y es que aquéllas tienen, lógicamente, más medios para dar a conocer sus productos y, por otro lado, cuentan con un elemento importante: una base amplia de clientes. Además, según Caselles, aquí entra en juego el tema de la seguridad y la confianza, un elemento que aportan las grandes empresas y que se destacó en el debate como clave para la implantación futura de aplicaciones fintech.

Democratizar la inversión en inmuebles

La siguiente ponencia fue protagonizada por una de las startups más innovadoras del momento. Housers es una plataforma de crowdfunding inmobiliario, es decir una comunidad de inversores inmobiliarios. Para Tono Brusola, CEO de Housers, la idea es democratizar la inversión en este sector, que no sea monopolizado por personas con grandes recursos sino que pueda ser utilizado por el 95% de la población que ahora no lo considera. Para Brusola, invertir en el sector inmobiliario debería ser como hacerlo en cualquier otro tipo de producto financiero. Con la particularidad de que el riesgo es reducido y la rentabilidad a largo plazo puede ser elevada, ya que se trata de un tipo de bienes en los que prácticamente no existe el riesgo de la pérdida total (como, por ejemplo, podría tener quien invierte en una startup). Lo que, teniendo en cuenta la baja rentabilidad de los depósitos actuales no deja de ser una interesante posibilidad.

Para ello, según Brusola, desde Housers seleccionan proyectos solventes en las zonas más céntricas de Madrid, Barcelona y Valencia, y permiten que cualquiera pueda invertir de forma sencilla y desde sólo cien euros.

Seguridad para nuestros datos

Un aspecto clave para dar confianza al usuario es que éste sepa que sus datos no van a ser vendidos ni utilizados para enviarnos publicidad. Eso es lo que aseguró Alexandre Lima, Executive Manager de Mooverang, de su agregador financiero. Mooverang es un servicio gratuito que cuenta con la garantía de independencia de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) y que está diseñada para, una vez más, facilitar la vida de los usuarios. Además, la aplicación no sólo se encarga de ofrecernos el detalle de todas nuestras cuentas y tarjetas en un único lugar, sino que utilizan los datos para evaluar nuestros gastos y ofrecernos previsiones a corto plazo.

Claro que lo más destacable, según Lima, es que su acuerdo con la OCU les permite cruzar los datos del usuario con los que les proporciona la asociación (a través de sus encuestas, investigaciones, etc) para ofrecer consejos sobre posibles ahorros que el consumidor puede lograr cambiándose de tarifa o de compañía de suministros (por ejemplo).

Interpelado sobre por qué los agregadores financieros no han logrado una gran aceptación en nuestro país, Lima vuelve a sacar a colación el argumento de la confianza. Según él, del mismo modo que los primeros bancos online necesitaron de unos años para lograr que los consumidores dejaran de tener miedo a realizar operaciones online (como una transferencia, por ejemplo), ellos deben ganarse la confianza de los clientes para que les permitan acceder a sus claves bancarias. Para Lima, en el momento que los posibles usuarios dejen estos miedos a un lado (sobre todo porque los agregadores sólo acceden a los datos bancarios pero no pueden realizar operaciones) y se den cuenta del valor que les aportan, cambiará la tendencia. Aún así, comentó que Mooverang cuenta con 150 mil usuarios logrados desde el lanzamiento en España en 2014, una cifra que considera satisfactoria.

Los telecos también innovan en fintech

Con este sugerente título se dio paso a la intervención de Jorge Ordovás, Embajador de Open Future de Telefónica, quien comenzó hablando de su larga experiencia en distintas compañías relacionadas y declarando que lleva “quince años tratando de que la gente pague con el móvil. De hecho, Telefónica fue pionera allá por 2001 con la introducción de Mobipay, primer experimento de pago por móvil en España.

Ordovás nos recordó que Open Future es un iniciativa de Telefónica que engloba todo lo que tiene que ver con inversión en esta teleoperadora, y que en 2015 se invirtió en más de 600 startups muchas de ellas relacionadas con el fintech.

Además de hablar sobre la tecnología Blockchain, que según él servirá para eliminar intermediarios y se podrá aplicar a muchos aspectos que se están estudiando (entre ellos el de los pagos financieros), Ordovás comentó que vivimos en un momento de indefinición. Muchas empresas están tratando de redefinir su negocio y algunas pretenden entrar en el campo de las entidades financieras.

Nadie quiere ser un banco, ni siquiera ellos mismos (según Ordovás), pero muchas firmas idean ofrecer productos financieros para acercarse a sus clientes. Lo que está claro es que las barreras entre industrias y sectores se están desdibujando.

Un gran oportunidad

Así percibe Alejandro González San Román, Technology Strategy Senior Manager en Accenture, el momento que vive el fintech en nuestro país. Este experto, que se encargó de cerrar las ponencias del “Fintech por people” señala que la industria financiera está viendo las grandes posibilidades que se han abierto de la mano de la transformación digital. El cambio en las experiencias del consumidor que ha supuesto la digitalización hace que muchos players intenten posicionarse en la industria financiera.

Para González San Román digitalizar lo que ya existe no es lo más interesante sino crear cosas nuevas y diferentes. Para ello es necesario un cambio de mentalidad y eso es lo que desde Accenture trasladan a las bancos tradicionales que asesoran. Estas entidades financieras necesitan coexistir con las startups para que les ayuden en la transformación, y al tiempo las startups necesitan del empaque que les brindan los grandes bancos para que sus ideas sobrevivan.

Así, según un estudio realizado por la consultora, las grandes empresas necesitan ser más abiertas, colaborativas y dispuestas a invertir. Según González San Román, hay muchos puntos de la cadena que están sin explotar (como por ejemplo el de las monedas digitales) y que deben encontrar ese “pequeño Uber” que revolucione su ámbito de negocio.

Lo que está claro, tal y como quedó bien expuesto en el debate posterior, es que el fintech vive un momento muy atractivo con propuestas más que interesantes que auguran además un prometedor futuro para el sector.

Fintech for people apoyo

Más información | #mooverangTalks

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.