Innovación

4 tecnologías que revolucionarán la alimentación del futuro

4 tecnologías que determinarán la alimentación del futuro

Los avances científicos y la innovación tecnológica propiciarán grandes cambios en el sector de la alimentación y la producción de comida. A través de la siguiente infografía de Visual Capitalist, te relatamos cuatro de las principales tendencias que se pueden atisbar por la rendija del futuro.

El aumento exponencial de la densidad demográfica y la amenaza medioambiental que comporta la superpoblación obligarán a emplear la tecnología como aliada para optimizar procesos y vivir de un modo más sostenible. Así, viviremos en smart cities, recurriremos a la energía de las fuentes renovables o usaremos el Big Data y la Inteligencia Artificial para predecir la meteorología o ahorrar en el uso de nuestros electrodomésticos.

Diferencia entre alimentos ecológicos, biológicos, orgánicos y sostenibles

Teniendo en cuenta que la población mundial aumenta en un millón de personas por semana, no de los ámbitos que se someterá a más variaciones  e innovaciones será la alimentación, un apartado afectado por la emisión de gases contaminantes, la contaminación de los ecosistemas o el desperdicio de los alimentos, cuestiones que la tecnología puede mejorar de forma sustancial. Sin ir más lejos, el Internet de las cosas permitirá optimizar las cadenas de distribución, mejorar la trazabilidad y la calidad de los alimentos y ampliar su caducidad. 

Para saber cómo serán algunos de los principales alimentos que consumiremos en las próximas décadas es interesante echar un vistazo a la siguiente infografía elaborada por Visual Capitalist, que sintetiza y refleja alguna de las principales tecnologías del futuro que nos permitirán obtener más alimentos con menos recursos. Aunque muchos productos fracasarán, otros serán culturalmente aceptados y comercialmente viables,

4 tecnologías de los alimentos del futuro

Es muy probable que lo que te llevarás a la boca en el futuro tenga estrecha relación con las siguientes tecnologías innovadoras:

Granjas verticales automatizadas

Este tipo de proyectos estarán orientados a garantizar el abastecimiento de la población mundial, permitiendo la siembra en espacios pequeños y la producción a gran escala dentro de las propias ciudades, reduciendo el impacto y el coste del transporte de alimentos al consumidor final. Además, al estar monitorizado y controlado, el modelo agrícola es independiente de las condiciones climáticas, y la automatización elimina la necesidad de actividad humana en varias etapas del proceso. Sin ir más lejos, en Japón han creado granja vertical que produce 30000 lechugas por día y cuya siembra se realiza a través de sistemas hidropónicos y aeropónicos.

Este tipo de granjas necesitan un 99% menos de agua que los campos al aire libre, usan un 40% menos de energía y generan un 80% menos de residuos, aunque el problema es el coste que apareja su implantación, por lo que no se sabe cuándo serán comercialmente viables.

Acuaponía

Otra de las revoluciones del futuro será la extensión de la acuaponía, un término que parte de la combinación de las palabras “acuicultura” (producción de organismos acuáticos) y ‘hidroponía’ (producción de plantas sin suelo). Este sistema sustentable de producción de plantas y peces permitirá criar peces bajo huertos urbanos -tanto a nivel particular como industrial-, ahorrando un 90% de agua y eliminando productos químicos tóxicos.

La base del sistema acuapónico es que los peces son los responsables de producir el fertilizante de la tierra a partir de los desechos de lo que comen. Este compostaje natural es bombeado hacia la superficie y absorbido por las plantas, que a su vez purifican el agua mediante sus raíces, sin necesidad de añadir agua limpia cada semana.

Estructura de un sistema acuapónico

Fuente | Aquaponic Systems

Carne in vitro

También denominada carne artificial o carne cultivada, consiste en la producción de productos cárnicos por medio de la tecnología “ingeniería de tejidos”. cuyas ventajas con respecto a la carne tradicional pasan por la economía, la salud, el bienestar de los animales y el respeto al medio ambiente. El procedimiento consiste en que las células madre se extraen de animales vivos sin ocasionarles ningún daño y se sitúan en un medio de cultivo donde pueden multiplicarse y crecer de manera independiente al animal, sin manipulación genética.

Sin ir más lejos, Memphis Meats, que hace poco logró recrear en laboratorio carne de ternera, lo hizo recientemente con la de pollo y pato. El problema, por el momento, es la gran cantidad de recursos que requiere para su producción. Eso sí, la demanda del mercado ya existe: un estudio reciente encontró que el 70.6% de los consumidores estadounidenses están interesados ​​en probar la carne de vacuno cultivada en laboratorio.

Productos animales artificiales

Otra vía para la obtención de carne artificial es usar el aprendizaje automático para comprender la compleja química tras estoss productos y encontrar la manera de replicarlos. Podría emplearse, además, para otros alimentos de origen animal como los huevos, la leche o el queso.

Infografía sobre el futuro de la comida

Fuente | Visual Capitalist

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.