Innovación

Cría monedas virtuales y échate a dormir: 27 dólares en Bitcoin lo hacen millonario

El chico que invirtió 27 dólares en Bitcoin en 2009, hoy es millonario

La criptomoneda Bitcoin está en boca de todos debido a su imparable auge, el mismo que ha llevado a hacerse con una jugosa fortuna al universitario noruego que invirtió en 2009 la modesta cifra de 27 dólares en la divisa para llevar a cabo su tesis. Gracias a este movimiento, hoy es millonario.

Burbuja, milagro económico, moneda ilegal, peligro para la sostenibilidad medioambiental, arma para estafadores, sistema revolucionario… detrás de la criptodivisa más famosa del mundo se esconden toda clase de análisis, calificativos y expectativas de futuro, pero también curiosidades y acontecimientos insólitos como el que te revelaremos en este artículo: la historia de como un joven estudiante noruego se hizo millonario gracias a una olvidada inversión de 27 dólares en Bitcoin ocho años atrás.

Su nombre es Kristoffer Koch y decidió invertir dinero en la moneda virtual, por aquel entonces mucho más desconocida que en la actualidad, como parte del proyecto de su tesis universitaria, centrada en el cifrado online. Al cambio obtuvo 5.000 bitcoins por sus 27 dólares y con el transcurso del tiempo, su pequeño experimento fue relegada a un cajón de su memoria.

En 2013, el Bitcoin comenzó a colonizar portadas y a expandirse por la prensa especializada debido a su auge. Fue entonces cuando Koch recordó aquella humilde inversión hecha como prueba y buscó hasta hallar la clave del sistema donde lo había guardarlo: cuando su recuperó su acceso, sus 27 dólares se habían transformado en 886.000 dólares. 

Así, decidió vender parte de su cartera (4.000 de sus 5.000 bitcoins) para comprar un apartamento de 78 metros cuadrados en el barrio de Tøyen en Oslo y siguió administrando la cantidad restante. De haber proseguido su escala vertiginosa, aquellos 4.000 criptomonedas equivaldrían en la actualidad a más de 50 millones de dólares.

Cómo comprar Bitcoin, paso a paso

En declaraciones al diario noruego Hegnar, el joven afirma que prefiere no pensar en lo que hubiese sucedido de haber tomado otras decisiones, teniendo en cuenta todas las barreras y récords que el Bitcoin ha roto desde que Koch soltó un puñado de dólares para investigar sobre cifrado. El último hito histórico lo alcanzó la semana pasada al llegar a 12.450 dólares según el índice de CoinDesk, superando en capitalización a empresas como Goldman Sachs o IBM.

Aunque aquel pequeño granito de arena de 27 dólares pudo haber crecido todavía más hasta convertirse en una gigantesca bola de nieve hecha de billetes,  Kristoffer Koch todavía sigue sacando partido de aquel jugoso experimento. Hace poco ha vendido otro puñado de criptodivisas a cambio de la nada desdeñable cantidad de 10 millones de dólares y en cartera, le quedan monedas por valor de 13 millones de dólares. 

Fuentes | Hegnar/The Guardian

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.