¿Visados para Startups en Estados Unidos?

Fotografia - Jared PolisEs posible que pronto resulte más fácil a los emprendedores de fuera de Estados Unidos establecerse en este país gracias a una reforma en las leyes de inmigración que crearía un programa de visados especializado para startups.

Mediante el programa que se propone, se ofrecerían más visados a emprendedores que cuenten con una financiación de al menos 250.000 dólares (unos 173.000 euros) por parte de una empresa de capital de riesgo con sede en los EE.UU., o 100.000 dólares (unos 70.000 euros) por parte de business angels. La startup también debe tener planes para crear cinco puestos nuevos cada dos años, generar un mínimo de un millón de dólares (unos 640.000 euros) cada dos años, o generar un mínimo de un millón de dólares en ingresos.

El sistema actual concede 10.000 visados al año, principalmente a inversores que han realizado una financiación de más de 1 millón de dólares con planes de crear un mínimo de 10 puestos a tiempo completo. También existen requisitos mínimos más bajos para inversores en países menos ricos.

Sin embargo, las nuevas condiciones, que forman parte de un proyecto de ley presentado por el congresista por Colorado Jared Polis (en la foto superior) reducirían mucho más los requisitos actuales, con lo que resultaría más fácil para empresas pequeñas y procedentes de países menos privilegiados el crear trabajos en Estados Unidos.

Fotografia - Paul GrahamLa idea proviene de Paul Graham, programador, teórico y socio de Y Combinator, que presentó por primera vez en 2009 el concepto de lo que denominó el “visado de fundador”.

En algunos casos, hay emprendedores inspirados que entran en Estados Unidos, pero una vez que sus ideas cobran forma y se les caducan los visados, están en peligro de tener que volver a sus países para comenzar sus negocios. El inversor, emprendedor y co-fundador del Foundry Group Brad Feld lo vivió en primera persona en el programa TechStars en Boulder, Colorado este verano, ya que dos de los diez grupos estaban fundados por extranjeros.

“Durante el verano estuvimos esforzándonos por dar con un modo de conseguirles un visado, pero todas las posibilidades que se propusieron eran caras, arriesgadas y extenuantes”, afirma Feld. “Ambas empresas siguen intentándolo, pero ahora están considerando seriamente volver a sus países de origen a crear sus empresas.”

Logo Startup Visa
Junto con otros emprendedores, consejeros para startups e inversores de capital de riesgo, Feld ha co-fundado StartupVisa.com, una página que Feld describe como un recurso para el movimiento inspirado en la idea de Paul Graham. “En los próximos meses lo expandiremos agresivamente para incorporar apoyo y reacciones populares”, contó a ReadWriteWeb.

Uno de los contribuyentes a StartupVisa, Manu Kumar, ayuda a difundir la palabra sobre la reforma del visado relatando sus propios problemas. “Hubo muchos momentos en los que estuve a punto de tener que abandonar Estados Unidos por problemas con el visado”, afirma Kumar.

En un momento en que el país intenta salir de una de las mayores recesiones de la historia, parece lógico intentar facilitar lo más posible a los emprendedores extranjeros el entrar en el país y crear trabajos para americanos.

“Creo que esto tendría un efecto tan visible en la economía que haría famoso al legislador que presentase este proyecto de ley”, afirma Graham. “El único modo de saberlo con certeza sería probando, y eso costaría prácticamente nada.”

Contenidos Relacionados

Top