General Social Media

El vídeo del maltrato de cachorros en YouTube agita la red

Pequeñas revueltas ciudadanas en la red. No nos referimos a las grandes campañas como las movilizaciones contra British Petroleum por el vertido de petróleo en el Golfo de México o a la protestas en Italia convocadas a través de blogs. La red se está agrupando para señalar injusticias y esta semana deja dos ejemplos que han acabado en protesta digital.

El último caso trata lo ha protagonizado una joven filmada tirando cachorros de perro a un río, sin mostrar ningún tipo de arrepentimiento y burlándose de su crueldad. Su supuesto hermano grabó la acción con su consentimiento y la publicó en YouTube. Poco tiempo después lo retiró, pero fue demasiado tarde porque el vídeo (aquí – puede herir la sensibildad de algunos lectores) ya había sido subido a otros servicios de difusión y la chispa estaba prendida.

Los foros, comentarios de blogs y de diarios digitales y perfiles de redes sociales comenzaron a activarse en busca de esta chica. Condena de la acción, insultos y calumnias se repitieron, con algunos exaltados incluso pidiendo la pena de muerte. La organización estadounidense para la protección de animales, PETA dará una recompensa de mil dólares a las personas que ayuden a encontrar a los dos jóvenes esperando que sean arrestados y condenados. No se cuestiona, si quiera, si se trata de un delito en el país donde ha ocurrido el hecho.

Aunque el vídeo permite ver que los perros se mueven, otras voces hablan de una posible campaña viral a tenor de la expectación levantada la pasada semana por otro caos de maltrato animal de menor intensidad. En ese caso, una mujer británica fue grabada por una cámara de vigilancia cuando introdujo en un contenedor de basura a un gato doméstico que se le acercó para ser acariciado.

En ese caso el linchamiento público a través de las redes sociales y de los foros de Internet también se extendió con ayuda de la televisión.

La sensibilidad por el mundo animal de una parte bien organizada de la red está comprobada. Por ejemplo, en la campaña por la ilegalización de las corridas de toros en Cataluña, España, cientos de miles de personas se suscribieron a grupos de Facebook y durante la votación llegó a ser un “trending topic” de Twitter.

Queda probada una vez más la eficacia de Internet para la difusión de ideas. Sin embargo, la velocidad de la información y la escasa preocupación por el contraste de las fuentes deja a millones de personas al antojo de los manipuladores. En algunos casos, políticos que se sirven de las masas para sus causas; y en otros empresas que se basan en la religión para que cualquiera vea a Jesucristo en una chocolatina.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.