e-conomía General Mobile

Las tarifas móviles tienen que bajar un 40%

Al igual que los de Internet, los precios de la telefonía móvil en España superan la media europea. Yoigo ha dicho que el precio de las tarifas podría bajar hasta un 40%, “hay suficiente margen para hacerlo”.Estas han sido las palabras del consejero delegado de Yoigo, el sueco Johan Andsjö. Además, se pide un cambio en los planes de Internet Móvil para que paguen más quienes más consumen, acabando con las tarifas planas.

La cuarta operadora del país por número de clientes, filial de la empresa sueca TeliaSonera, ha dibujado un panorama de la telefonía móvil en España en el que los protagonistas son los altos precios y la ausencia de alternativas. Según sus cálculos, se podrían llegar a producir recortes de entre el 30% y el 40% en las tarifas sin afectar a la viabilidad de las empresas implicadas.

Pero no es probable que tal rebaja tenga efecto. En una entrevista concedida a Europa Press, Johan Andsjö, ha declarado que “hay falta de competencia y precios bastante caros, pero no estoy seguro de que se vaya a propiciar una ‘guerra de precios’ en estos momentos simplemente porque los otros tres operadores (Telefónica, Vodafone y Orange) no quieren”.

El español no mira el precio a largo plazo

“Hay mucha gente que busca terminales a cero euros en lugar de una tarifa barata”. Esa es una de las causas más importantes por las que el mercado español sigue manteniendo precios inflados y las teleoperadoras no tienen necesidad de rebajarlos.

El cliente tradicional presta atención al precio de los teléfonos sin tener en cuenta el coste que tendrán que desembolsar durante los meses de contrato obligatorio, generalmente año y medio. Este comportamiento perjudica a las pequeñas compañías, que ofrecen tarifas de consumo más baratas aunque no disponen de un catálogo de terminales tan amplio.

Sin embargo, la tendencia está cambiando, a tenor de lo observado por Yoigo, ya que ya en diciembre de 2009 lo más valorado por los usuarios eran las tarifas. La introducción de los sistemas de tarifa plana por parte de Orange, extendido después al resto de operadoras, fue probablemente clave en el cambio de mentalidad.

No a las tarifas planas de Internet Móvil

Otra de las quejas de la cuarta operadora nacional es el sistema de tarificación de Internet que existe en España. En su opinión deben abandonarse las tarifas planas porque los que más consumen están siendo financiados por los que menos tiempo se conectan.

En su lugar, pide la adopción de modelos en los que el pago sea proporcional al uso de la red móvil, semejantes a los de otros países como Estados Unidos y Reino Unido. Cree que el cambio tendrá lugar, pero de forma gradual, por lo que podría extenderse durante unos cinco años.

Andsjö no ha hablado del asunto, pero la “buena relación” entre las tres grandes tampoco beneficia al consumidor español. Quedó especialmente patente durante la investigación de enero de 2009, cuando la Comisión Nacional de la Competencia no observó concertación en el cambio de tarifas que las tres grandes operadoras hicieron al unísono y con exactamente los mismo ajustes de precios dos años antes.

Si a la falta de competencia y al desinterés informativo del consumidor se le une la connivencia de las instituciones públicas, el resultado es un mercado poco flexible y caro en comparación con el resto de Europa, en la misma tónica que las conexiones de banda ancha que pudimos conocer recientemente.

Imagen: Christopher Kusterman

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.