General Tecnología

Street View en España pasa a los juzgados

Una jueza de Madrid ha citado al representante legal de Google en España por “delitos informáticos”, siendo el primer país que personaliza la causa. En Alemania ya hay miles de personas que piden que se borre su edificio de los mapas fotográficos.

Nuevo caso abierto y un grado más de dureza contra Google Street View. Tras la última intervención policial directa en Corea del Sur, ahora un juzgado español ha aceptado tramitar una denuncia contra el servicio de mapas fotográficos de la empresa. La jueza de Madrid ha ido un paso más allá al citar al responsable legal nacional de la compañía, Javier Rodríguez Zapatero, para que declare ante el tribunal qué información han tomado exactamente sus coches de captación de datos. Tendrá lugar durante el 4 de octubre.

El auto, sin embargo, arranca con defecto de forma. La imputación ha sido por “delitos informáticos”, una causa no definida en el Código Penal español, a la que puede acogerse Google España. Un portavoz se ha apresurado a comunicar que  están “trabajando en todos los países con las instituciones y autoridades judiciales para responder a cualquier pregunta que tengan. Nuestro objetivo final es eliminar los datos de conformidad con nuestras obligaciones legales y en consulta con las autoridades competentes”.

En realidad, la denuncia aceptada hace referencia a la posible violación del artículo 197 del Código Penal, que recoge las violaciones al derecho al secreto de las comunicaciones y a la intimidad. La causa está en la posible grabación de información privada de las redes WiFi que los coches de Google habrían efectuado. Este delito ha sido reconocido por la empresa en otros territorios como en Alemania, donde habrían accedido a fragmentos parciales de comunicaciones personales ejecutadas a través de redes abiertas.

No es la única investigación abierta en España, ya que tanto una fiscalía provincial, como la agencia de protección de datos y la asociación de consumidores y usuarios FACUA también han abierto sus causas.

200.000 personas piden borrarse de Street View en Alemania

En el país germano, con un alto grado de concienciación que llega hasta las escuelas, se ha alcanzado una solución de conciliación. Google tendrá la obligación de borrar del servicio de mapas fotográfico los edificios en los que viva alguien que lo solicite.

Por el momento, más de 50.000 personas ya han mostrado su negativa a que su vivienda sea fotografía por los coches de Google, con un gran número de políticos entre los suscriptores. Y la lista crecerá en los próximos días con aproximadamente 150.000 peticiones más, lo que podría terminar en la ausencia de unos 200.000 edificios en las 20 ciudades más importantes del país.

Distintos grados estatales de protección de la privacidad

Desde el momento en el que el gobierno alemán destapó las grabaciones de información personal por parte de Google, las denuncias se han sucedido. La empresa se ha mantenido firme en su inocencia alegando un “error informático” en todo momento: un trozo de código en el programa de grabación fue el culpable. El equipo de desarrollo del software que emplean los coches negros contiene un fragmento de código especializado en la recogida de datos de redes WiFi.

En Irlanda se procedió a la destrucción de todo el material. En Reino Unido se concluyó que no se había cometido ningún delito. Y en Alemania se ha pasado la acción a la ciudadanía. A la espera de ver la resolución del resto de casos, queda demostrado que la privacidad online es un aspecto que aún no ha sido regulado convenientemente, provocando amplias desigualdades y dejando en el desamparo a determinados usuarios ante el aprovechamiento aleatorio de su información personal.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.