General Tecnología

Redada contra Google en Corea del Sur

El último país que se ha puesto en marcha contra Google por su presunta recogida de información personal de sus coches de Street View es Corea del Sur. A diferencia de Alemania, donde se ordenó que se entregase la información personal, o Estados Unidos, donde se está coordinando la labor de casi 40 fiscales generales estatales, en Corea han echado la puerta abajo. Al menos figurativamente.

La policía surcoreana confiscó ordenadores y otros dispositivos de datos en las oficinas del gigante de las búsquedas. También examinaron los coches de Street View e interrogaron a empleados de Google.

En Corea aún no están disponibles los mapas de Street View para los usuarios de Internet. Según Reuters, se han estado preparando para el lanzamiento de éstos. (Desde el año pasado hasta mayo de éste, según el New York Times.)

Corea del Sur se une a Australia, Estados Unidos, Alemania, Francia, Italia y Canadá para investigar el proceso por el que se creía que la información capturada por coches de Google con cámaras a nivel de calle incluía información personal tal como correos electrónicos. Google afirmaba que posiblemente había interceptado esta información por accidente, como resultado de una ejecución de código en las cámaras de los coches que se habría quedado por error en sus ordenadores.

En el Reino Unido se falló que no Google no había capturado ninguna información de este tipo en su investigación.

Fotografía de coche de Street View por Paul McCann

Original: Curt Hopkins

Traducción: Marco Fernández

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES