General Innovación

La Realidad Aumentada aplicada a los automóviles

Realidad aumentada para cochesCada pocas semanas nos sorprende alguna noticia relacionada con la Realidad Aumentada. No son todas las que nos gustaría, pues es una tecnología que está tardando en adoptarse, pero haberlas, las hay.

Hay un campo evidente en el que la Realidad Aumentada está haciéndose un hueco, los teléfonos móviles. Pero hay otros “dispositivos móviles” que están viendo cómo la Realidad Aumentada se prepara para cambiar, para siempre, nuestra manera de interactuar con ellos: los coches.

Coches del futuro

Los automóviles son unos de los bienes de consumo más codiciados y representan, sin duda, uno de los mercados más importantes y competitivos, con grandes inversiones en I+D y en publicidad. En gamas equivalentes un coche actual es significativamente mejor que su homólogo de hace una década. En todo. Es mucho más seguro, consume mucho menos, es increiblemente menos contaminante, es más cómodo y, sobre todo, tiene mucho más equipamiento y funciones. Precisamente la seguridad y la eficiencia energética han sido los grandes campos en los que han centrado sus progresos. Ya circulan coches híbridos y la llegada del coche eléctrico parece inminente e imparable. ¿Qué es lo próximo?

La llegada del Internet omnipresente gracias a las redes de telefonía móvil hace más que probable, inevitable, que los coches vayan a ser un nodo más de la red, y, con la tecnología necesaria, que conducirlos sea más cómodo, práctico, seguro e incluso divertido.

Conducir un coche nos obliga a mantener la vista en la carretera permantentemente, y es precisamente ahí donde la Realidad Aumentada ofrece unas ventajas que ninguna otra tecnología puede ofrecer, proyectando información útil sobre la propia luna delantera del coche, de manera similar a como se les presenta a los pilotos de combate en sus reactores, a través de un HUD (Head Up Display).

Más información, menos riesgos

Disponer de más información útil sin apartar los ojos de la carretera sólo puede significar una cosa: una conducción más segura. Saber qué distancia de seguridad estás guardando con respecto al coche de delante, cuál es el límite de velocidad del tramo de vía por el que circulas, o incluso tener “pintado” qué recorrido has de seguir  hasta tu destino sin tener que apartar la vista de la carretera para mirar el GPS. Ver el trazado de la carretera cuando la visibilidad es limitada, señalizar los peatones de las inmediaciones cuando circulamos por la noche o avisarnos de accidentes o cortes de tráfico.

Todas estas, y mucho más, son tecnologías en desarrollo inspiradas en conceptos de Realidad Aumentada, porque, efectivamente, adaptan y mejoran la información de que disponemos en la realidad -nuestra luna delantera- complementándola -aumentándola- con otra, extraida directamente de los sensores del vehículo o, por qué no, de una conexión a Internet.

Ejemplos de Realidad Aumentada para coches

Podríamos decir que hay tres tipos de tecnología de Realidad Aumentada para coches. Una que usa información de los sensores del propio coche, otra que interconecta nuestro coche con nosotros y una última que interconecta el coche con su entorno. Ponemos un ejemplo de cada una:

  1. Navegador que te pinta el camino en tu parabrisas:Desarrollado por MVS (Making Virtual Solid), este sistema “dibuja” en nuestro parabrisas el camino que hemos de seguir, evitando distracciones pérdidas y la aburrida e incómoda letanía de los navegadores GPS cuando nos cantan el siguiente movimiento.

  2. Comunícate con tu coche desde tu teléfono móvil:OnStar es un proyecto que pretende dar a tu teléfono móvil con Android unas capacidades incomparables de uso y manejo de tu coche. Parece ser que el primero en llevarlas será el ansiado Chevrolet Volt, el que probablemente será el primer eléctrico de consumo masivo.

  3. Ver a través de las esquinas:Así, tal y como suena. A través de un sistema de cámara podría convertirse una pared en virtualmente translúcida al proyectar sobre ella lo que hay inmediátamente detrás, haciendo de los cruces unos lugares menos propensos a los accidentes. ¿Se puede superponer más información sobre la realidad?

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.

6 Comentarios

  • Por fin una aplicación que parece realmente útil para la realidad aumentada. Eso sí, yo lo tomaría con cuidado. De hecho sería útil hacer prácticas de conducir con estas aplicaciones antes de lanzarse a la carretera con ellas integradas, especialmente en el caso de conductores de edades avanzadas que puedan sentirse confundidos por ellas.

  • […] Con este avance de las aplicaciones de realidad aumentada para espacios interiores, los asistentes a congresos o ferias podrán escanear estos marcadores para acceder a la información localizada sobre eventos,conferencias, stands o actividades en espacios anexos. Imaginémonos entrando en una zona muy concurrida, llena de visitantes y salas, ¿no sería mejor poder encontrar lo que estamos buscando al verlo aparecer en nuestro campo de visión, tal y como sucede cuando, al aire libre y gracias a las aplicaciones de realidad aumentada de nuestros smart-phones, encontramos el café más cercano, conocemos más información acerca de un piso en alquiler visto durante un paseo de prospección o recordamos el lugar donde estacionamos nuestro coche? […]

  • […] Pero las lunas también pueden servir para que los propios usuarios reciban información gracias a la tecnología HUD (Head-Up Display). Este tipo de tecnología ya se utiliza en otros vehículos, como aviones, y permite mostrar información al conductor en la luna del vehículo. En un futuro, podría servir, además, para llevar la realidad aumentada a los coches. […]

  • […] Pero las lunas también pueden servir para que los propios usuarios reciban información gracias a la tecnología HUD (Head-Up Display). Este tipo de tecnología ya se utiliza en otros vehículos, como aviones, y permite mostrar información al conductor en la luna del vehículo. En un futuro, podría servir, además, para llevar la realidad aumentada a los coches. […]

  • […] Pero las lunas también pueden servir para que los propios usuarios reciban información gracias a la tecnología HUD (Head-Up Display). Este tipo de tecnología ya se utiliza en otros vehículos, como aviones, y permite mostrar información al conductor en la luna del vehículo. En un futuro, podría servir, además, para llevar la realidad aumentada a los coches. […]