General Innovación

¿Por qué no innovamos?

InnovaciónDe las 100 webs más visitadas de España, prácticamente sólo las de nuestros medios de comunicación pueden considerarse gestadas en casa. Del Top 10, 9 son páginas y servicios creados en Estados Unidos. Sólamente el diario deportivo Marca se hace un hueco en esa lista. De las que son servicios, y no periódicos online, todas son, en mayor o menor medida, una copia de una idea que ya funcionaba fuera.

Adaptamos, pero no inventamos

Adaptar productos a nuestro mercado es una labor que, parece, se nos da mejor que inventar cosas nuevas. O, si realmente inventamos cosas nuevas, nos cuesta pasar del dicho al hecho. De entre las 100 páginas más visitadas en España, hemos elegido 5 lo suficientemente complejas e importantes como para representar bien a qué nos referimos: Tuenti (11ª), BuyVip (22ª), InfoJobs (33ª), Softonic (37ª) y Menéame.net (81ª)

Las cinco ofrecen un servicio de calidad, cosechan éxito, beneficios económicos -algunas más que otras- e influencia social. Pero ¿cuántas ofrecen un servicio auténticamente original, algo que no se le había ocurrido a nadie?, en definitiva, ¿alguna abrió un mercado propio? Ninguna. Es innegable que han creado proyectos solventes e interesantes, pero se inspiraron -o más que eso- en servicios ya existentes. Su principal logro ha sido adaptar ese producto al mercado español.

  • Tuenti (enero 2006) está inspirado en Facebook (febrero 2004)
  • BuyVip (2006) está inspirado en Vente-Privee.com (2001)
  • InfoJobs (1998) está inspirado en CareerBuilder (1994)
  • Softonic (1997) está inspirado en Tucows (1993)
  • Menéame (diciembre 2005) está inspirado en Digg (diciembre 2004).

Y, en definitiva, este es el panorama de la innovación española en la web. Proyectos bien ejecutados, que han sido capaces de hacerse un hueco importante en el mercado y, en muchos casos, mejorar lo que ofrecía el creador original, pero ninguno pensado y creado aquí.

¿Faltan emprendedores o falta cultura de emprendimiento?

Es dificil diagnosticar por qué, ahora que Internet nos brinda a todos un mercado global, no hay ningún proyecto español siendo la referencia mundial. Probablemente no sea la falta de emprendedores, que los hay, y cada vez más, sino una falta de cultura empresarial que otros países sí han sabido desarrollar desde hace siglos.

En España ha habido grandes inventores –Juan de la Cierva o Isaac Peral, por ejemplo- pero nunca ha sido  parte de nuestra ideosincrasia. Nuestra disposición a aceptar riesgos es baja y, por tanto, nos cuesta invertir nuestro dinero en un proyecto con tantas posibilidades de fracasar como de cambiar el mundo.

Por suerte, parece que la globalización e Internet están trayendo nuevos aires también a España y a sus emprendedores. Y aunque todavía tenemos pocos Business Angels y pocos fondos de Capital Riesgo apostando por la innovación, cada vez son más los que están dispuestos a arriesgarse por una idea. Si prospera esta primera generación de startups que ahora afloran, serán ellas mismas las que, probablemente, se encarguen de la inversión en proyectos todavía por venir, y que, esperemos, no sean simplemente adaptaciones de algo que ya funciona en otra parte.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.

  • Pingback: Tweets that mention ¿Por qué no innovamos? | ReadWriteWeb España -- Topsy.com()

  • Artículo provocador 🙂 Tampoco olvidemos que Facebook está inspirado en Friendster, y Digg en sitios como Kuro5hin y delicious.

  • jenofonte

    Es un tema complicado y no creo que se ciña sólo a las nuevas tecnologías. Es un problema cultural y social muy antiguo. De cuando estaba bien visto que los hidalgos no trabajaran y se condenaba a Miguel Servert por sus experimentos.

    España es un país que trabaja mucho pero con poca cabeza: Hacemos más horas que en el resto de Europa sin que eso suponga una mayor competitividad. No valoramos como se debe la educación, sólo parece que nos interesa tener un título. No se entienden tampoco los años sabáticos que en otros países son un modo normal de renovarse y aprender cosas nuevas.

    Y a la hora de innovar, los emprendedores españoles tardan más en recuperarse de un fracaso, mientras que en Estados Unidos un emprendedor con proyectos fracasados se ve como algo positivo, ya que se supone que tiene experiencia.

  • La solución es que aquí no se invierte en innovación. Un emprendedor en España no conseguirá dinero para una empresa innovadora o con una idea aparentemente “loca”. Aquí no hay inversores de capital riesgo, únicamente inversores.

    Ellos quieren un proyecto que ya haya funcionado en algún lado para que si hay suerte, vengan los americanos a comprarlo y se forren. Es simplemente un “modelo de negocio”. Aquí no apuestan por las startups.

    Me hacen gracia empresas como DAD, que precisamente es inversora en BuyVip y Tuenti, que se jactan de dar consejos a emprendedores y de estar en contacto siempre con silicon valley, pero será para traer ideas y copiarlas, porque eso de parecerse a un VC americano, no se parecen ni de lejos.