General Tecnología

El Partido Pirata Sueco da cobijo político a WikiLeaks

El partido sueco considera parte de su misión política proteger a WikiLeaks, cuyas fuentes han sido amenazadas de muerte en Estados Unidos. El Partido Pirata hospedará los archivos de WikiLeaks y, si tiene éxito en las próximas elecciones, podría ofrecerles su inmunidad parlamentaria.

Julian Assange, presidente de WikiLeaks, y Rick Falkvinge, líder del Partido Pirata sueco, firmaron el acuerdo en Estocolmo por el que ofrecen a la página web servidores gratuitos para almacenar sus documentos. De esta forma, el partido político, que concurre a las elecciones parlamentarias del próximo 18 de septiembre con opciones reales de conseguir representantes, profundiza en su ideario tratando de garantizar la libertad de expresión a una página web que ha sido amenazada y cuyas fuentes están siendo perseguidas por filtrar documentos secretos.

“Deseamos contribuir con cualquier esfuerzo que incremente la transparencia y el control del poder en el mundo”, declaró Falkvinge para TorrentFreak. Assange agradeció la oferta realizada por su nuevo socio y anunció el estudio de nuevas vías de colaboración entre las dos entidades. Además, aprovechó para pedir a los gobernantes suecos que aumenten aún más la protección de la libertad de prensa ya que, en su opinión, “las democracias occidentales no son siempre tan libres como uno piensa, y la libertad de prensa necesita una vigilancia constante”. Entre otras medidas, piden la protección legal de las fuentes y de los informadores.

WikiLeaks ganaría inmunidad parlamentaria ante la presión de Estados Unidos

De lograr algún escaño, el Partido Pirata hospedará a WikiLeaks dentro del Parlamento sueco, lo que permitirá a la entidad gozar de inmunidad parlamentaria. Una medida de gracia justo en el momento en el que Estados Unidos busca la forma de cerrar el sitio, mientras que implanta la política del miedo dentro de sus fronteras. Jacob Appelbaum, colaborador y experto en privacidad, fue retenido durante tres horas en un aeropuerto de Nueva Jersey y despojado de sus equipos informáticos.

Tras tres años de actividad dando a conocer información no difundida por gobiernos de todo el mundo y de todos los signos políticos, WikiLeaks vio crecer la presión sobre su sitio tras revelar más 91.000 archivos sobre el ejército de Estados Unidos. Los documentos han revelado el asesinato de numerosos civiles por parte de sus soldados ocultado ante los medios, la desconfianza del ejército de EE.UU. de su aliado, el ejército paquistaní y otros delitos de Derecho Internacional.

Suecia y la libertad de prensa

Se trata del tercer acercamiento de la web de revelación de secretos de estado a Suecia. El primero fue tras decidir instalarse formalmente en el país europeo, a pesar de no ser de allí, y el segundo llegó recientemente, tras entrar en la red de microdonaciones de otra página sueca, Flattr.

Con este acuerdo y la posible inmunidad parlamentaria, WikiLeaks se asegura poder continuar con su actividad a pesar de las presiones internacionales, conscientes de no haber cometido ningún delito. Al contrario, su vocación es la de denunciar los delitos cometidos por los censores que impiden que se lleven a cabo una denuncia pública y que ocultan información a la ciudadanía. Su objetivo último es establecerse en un lugar que garantice la libertad de prensa, como pretende Islandia.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.