e-conomía General

¿Necesita tu startup un abogado?

gavel_jan10¿Necesita tu startup un abogado? Legalmente no puedo responderte a esta pregunta, claro. Tengo formación en folklore  y literatura, así que, cuando se trata de abogados soy capaz de citar el Enrique VI de Shakespeare o referenciar a Madame Bovary, y poco más.

Riéte todo lo que quieras de mi preparación, pero apostaría a que un montón de empresarios noveles no están seguros de responder a la cuestión de si necesitan o no un abogado. Así que llamé a una: Katherine Moyer, una abogada especializada en startups en Endeavor Law Group.

Cuando:

  1. Fundar una empresa.
  2. Preparar los contratos de los empleados y la documentación (incluidos becarios).
  3. Decidir compensaciones justas.
  4. Asegurando la marca.
  5. Preparando contratos para las relaciones estratégicas (vendedores, clientes clave, consultores).
  6. Formalizando acuerdos de inversores.
  7. Vendiendo tu negocio.

Pensar en hacer frente a todos estos asuntos legales es insoportable. Y esa es parte de la razón por la que necesitas encontrar un buen abogado, preferiblemente uno con conocimientos en el complejo mundo de las startups de tecnología. (Su consejo y su experiencia podrían ser diferentes, por ejemplo, que las de un abogado está especializado en arreglar asuntos familiares).

Para ajustar tu presupuesto y poder hacerte cargo de los gastos legales, Moyer recomienda consultar a varios abogados.  También anima a que hables francamente con tu abogado sobre tus necesidades, y ser capaz de discutir con ellos, sobre los asuntos referentes a la lista anterior “si está bien hacer sólo la 1 y después la 6”. Pero el coste no tiene que ser el único factor a tener en cuenta si solicitas los consejos de un abogado, porque como la misma palabra “consejo” dice, lo que quieres es buenos consejos.

Por supuesto, eso es más fácil de decir que de hacer.

El pasado jueves, el empresario y profesor Steve Blank escribió una explicación sobre “Por qué los abogados no llevan empresas”. Como muchas de las cosas que encontrarás online sobre empresarios y abogados, es un cuento de prevención, uno de un abogado que casi arruina uno de sus acuerdos de negocios. Blank ofrece las siguientes lecciones aprendidas:

  1. Los abogados ofrecen un servicio; no llevan tu empresa.
  2. Si encuentras un abogado que habla sobre soluciones y no sobre problemas, no le dejes escapar.
  3. En toda empresa que te hace un contrato hay alguien que quiere un acuerdo.  Cuando te metes en temas de contrato, llámales primero para pedirles consejo.
  4. Reconoce si tienes un problema legal o estratégico.
  5. La web tiene buenos blogs de abogados. Léelos.

Blank urge a los empresarios para que consigan un buen abogado pero, también “saber cuando hacer caso al consejo de un abogado y cuándo ignorarlo“. Por suerte, hay muchos recursos legales ahí afuera para ayudarte a aprender a hacer eso.

Original: Audrey Watters

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.