General

Lo nuevo de Google Earth: explorar los océanos

Imagen - Fondo marinoAh, el océano. La gran inmensidad azul. Desde los tiburones hasta los barcos  hundidos, desde las curvas perfectas de las olas de Hawai hasta las profundidades oscuras y frías de las simas marinas más profundas, éste es uno de los hábitats más fascinantes de la tierra, y uno que nos gusta mucho observar y explorar.

Ayer Google abrió para los amantes del océano conectados a Internet un nuevo portal para descubrir la fascinante diversidad biológica y topográfica que yace bajo las olas. A todo aquel que esté interesado en el mundo submarino y sea amante de Google Earth,
le recomendamos encarecidamente que visite Ocean Showcase, el último lanzamiento de Google.

“Cualquiera puede ser un Cousteau desde su escritorio”, escribe Jenifer Austin Foulkes, de Google. El plugin del navegador para Google Earth permite a los usuarios navegar por una selección de tours marcados. Los usuarios de Google Earth 5 pueden profundizar en su exploración descargando tours y viendo fotos y vídeos en la carpeta Ocean del panel de capas de la izquierda.

La exploradora de National Geographic Sylvia Earle es la narradora de los tours selecionados. Las diversas categorías en los tours accesibles mediante el plugin incluyen descubrimientos en investigación, barcos hundidos, lugares de buceo, lugares para hacer surf, terreno subacuático y los grandes lagos. Los tours se completan con vídeos en YouTube y más información procedente de sitios cuidadosamente curados.

Pantalla de Ocean Showcase 4

Pantalla de Ocean Showcase 1

Pantalla de Ocean Showcase 2

Pantalla de Ocean Showcase 3

Google ha reunido un contenido de gran entretenimiento y calidad que integra diferentes tecnologías, incluyendo Google Earth y YouTube. También creemos que Ocean Showcase va a ser un gran éxito en los colegios, ya que ofrece breves contenidos educacionales en un contexto visual e interactivo que gustará a los niños y del que podrán aprender.

Original: Jolie O’Dell

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES