General Tecnología

La ley de España permite acabar con la Neutralidad de la Red

Las teleoperadoras españolas tienen el camino libre para diferenciar entre usuarios de Internet y para imponer las restricciones que deseen. Es decir, que legalmente la Neutralidad de la Red no existe en España según el organismo que regula las telecomunicaciones.

Ha sido el presidente de la Comisión Nacional de las Telecomunicaciones (CMT), Reinaldo Rodríguez, quien ha explicado que en España “las tarifas no están reguladas”, coincidiendo con unas declaraciones de la directiva de Telefónica, mayor operadora de España y América Latina, en las que adelanta sus planes para distinguir entre las conexiones y las tarifas de cada usuario según su uso. Es decir, justo lo contrario de Chile, que acaba de protegerla por ley.

“Todos las operadores tienen libertad para establecerlas y lo único que les impide hacerlo de momento es el temor a que lo competidores no lo hagan también y puedan perder clientes por ello”, completó el presidente del órgano que concluyó que no hubo violación de las leyes de competencia cuando las tres operadoras más grandes del país subieron sus tarifas de forma idéntica exactamente el mismo día.

Las asociaciones de consumidores han reaccionado rápidamente. FACUA ha pedido al gobierno que declare “la banda ancha de Internet, tanto móvil como fija, servicio universal de telecomunicaciones”, en palabras de uno de los portavoces, Rubén Sánchez, a Servimedia. Sin introducir el concepto de Neutralidad, Finalindia e Islandia también han legisaldo sobre el derecho a Internet.

La Neutralidad de la Red está en el punto de mira de Telefónica

El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, ve “compatible y posible” el trato diferenciado de los contenido de Internet y la Neutralidad de la Red. O lo que es lo mismo, como Verizon y como Google, hace su propia interpretación de lo que significa la Neutralidad de la Red intentando vaciar de contenido este concepto para acabar con él.

La compañía denuncia que en España, un 5% de los usuarios de banda ancha móvil produce el 75% del tráfico”, provocando una situación de desigualdad relativa para la que ya han encontrado su solución. Estamos a favor de ofrecer tarifas planas pero adecuadas a cada tipo de cliente. Una para los que quieran navegar, otra para los que quieran hacer descargas…”, afirma el consejero delegado de Telefónica, compañía que sólo durante el primer semestre de 2010 ganó 3.775 millones de euros netos. Actualmente ya lo hacen en Internet Móvil.

Tecnologías para redes más rápidas

Telefónica se apoya en un discurso malthusiano y catastrofista del futuro de Internet. El demógrafo y economista británico se preocupaba a principios del Siglo XIX por la supervivencia de la especie humana, que crecía de en proporción geométrica mientras que los productos de alimentación lo hacían aritméticamente.

El presente “no es sostenible en el futuro porque el enorme crecimiento del tráfico va a seguir, cada día va a haber más uso de banda ancha, dispositivos más potentes y más aplicaciones que van a contener más vídeo”, dijo Linares en el encuentro.

Como ha sucedido en los últimos 20 años, el desarrollo de las redes ha ido casi de la mano en oferta y en demanda. El vídeo en streaming existe porque se instaló la banda ancha. Ahora es caduca, y las propias compañías lo saben. Mientras Intel estudia cómo ofrecer velocidades de 1 Tps, Google ya tiene en marcha su proyecto Fiber, que ofrecerá 1 Gps sin aumentar los costes. Su objetivo, o al menos antes de su alianza con verizon, demostrar que esta tecnología ya existe y es viable.

Si quienes están en contra de la Neutralidad de la Red, como Telefónica, se apoyan en los cuellos de botella y en la velocidad, se quedarán sus argumentos. Pero si los reguladores no atienden a argumentos y se ponen de su parte como en España, entonces tendrán fácil acabar con la igualdad en Internet.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.