General Tecnología

Las ventas de iPad no dependerán de tu opinión

Foto - ipad“Todavía no me lo puedo creer. Toda esta publicidad para algo tan ridículo… ¡Quiero algo nuevo! ¡Quiero que ellos piensen diferente! ¿Por qué, por qué harían algo así? ¡Es una idea nefasta! ¡Es una estupidez!”

¿A alguien le suenan estos argumentos? No se trata de una reacción al lanzamiento del iPad de Apple, sino de un comentario en MacRumors sobre el lanzamiento del iPod en 2001. El iPod, el dispositivo que simboliza la electrónica personal más que ningún otro en la última década, recibió abundantes críticas cuando se presentó. Era “simplemente otro reproductor de MP3”.

Un detalle destacable al comparar la historia del iPod con el nuevo iPad: las ventas del iPod no fueron gran cosa hasta tres años después del lanzamiento del producto. No había iTunes para Windows hasta dos años después del lanzamiento del iPod. El iPad ya tiene una próspera tienda de aplicaciones.

Por tanto, aunque estos antiguos comentarios sobre el iPod parecen graciosos en retrospectiva, la historia del iPod nos recuerda cuánto tiene que salir bien para que un producto llegue a explotar, incluso si es una revolucionaria innovación de Apple. Puede que seamos muchos los que esperemos al iPad 2.0.

“Lo llamaría Cube 2.0, ya que no venderá, y desaparecerá en poco tiempo… y realmente no resulta muy práctico. Eh, Steve, ¿podrías sacar ya un PDA?” Eso es lo que se dijo entonces. ¿Repasaremos en 10 años los comentarios de hoy sobre que el iPad no tiene cámara, y nos reiremos del mismo modo? Quizá no sea por la cámara, pero ¿el que no admita Flash? Eso sí que puede parecer ridículo en retrospectiva.

¿Importa realmente la calidad del producto en sí?

En cualquier caso, todos sabemos que si hay algo que no supone un problema para Apple es vender sus productos. Tanto si el iPad es un dispositivo revolucionario como si no, es de esperar que se venderá abundantemente. De hecho, entre los rumores previos a su lanzamiento se apuntaba que la marca pretendía vender 10 millones de unidades en un año.

Un dato interesante es el uso que hacen los consumidores de los productos. A pesar de las quejas respecto a su precio (la Federación de Consumidores en Acción protestaba hoy por la permanencia de dos años en Movistar), el iPhone 3G se vende bien en España. Sin embargo, ¿para qué se usa? El siguiente gráfico de la OCU podría aclararnos las ideas al respecto.

Grafico IPhoneComo podemos observar, el uso mayoritario que se le da es el mismo que a cualquier otro teléfono. Así pues, ¿importa realmente la innovación? ¿O basta con el nombre de Apple y su publicidad para que un producto sea un éxito? ¿Realmente necesitamos otro dispositivo intermedio entre nuestros teléfonos y nuestros ordenadores? Dejaremos que sean los lectores quienes saquen sus propias conclusiones sobre este punto.

¿Comprar el iPad, o no comprarlo?

A la vista de lo sucedido en el pasado, y conocedores del éxito de los productos de Apple, independientemente de la naturaleza de los mismos, desde ReadWriteWeb sólo podemos hacer una recomendación: esperar. Como en casos anteriores, es probable que con la siguiente versión del producto lleguen las mejoras, y si vamos a comprarlo de todas formas, quizá nos interese revisar los siguientes factores:

  • Esperemos a que tenga cámara
  • Esperemos a que tenga llamadas de voz
  • Esperemos que ofrezca anotaciones en libros electrónicos
  • Esperemos el funcionamiento multitarea

Por los indicios del propio iPad, todas estas funciones llegarán antes o después. No faltarán los early adopters y fanboys de Apple que quieran hacerse con el dispositivo en cuanto salga, así que dejemos que sean ellos quienes lo adquieran y lo prueben.

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES