e-conomía General Tecnología

Internet es un 11% más caro en España que en la UE

Solamente contratando líneas de menos de 2 MB/s se ahorra algo, pero en la banda ancha todo es más caro. Aunque pudiera pensarse lo contrario, es más barato en los países con mayor renta per cápita generalmente.

El informe 2009 (.PDF) de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) pone porcentajes a una queja planteada muchas veces por los internautas españoles. Las tarifas son muy caras en relación a la velocidad ofrecida. Está realizada teniendo en cuenta únicamente las mejores ofertas de cada momento, no el coste medio de las operadoras.

La más contratada cuando se llevó a cabo el estudio a finales de 2009 era la intermedia, con ofertas entre los 2MB/s y los 10 MB/s. Para ese tramo, la mejor oferta de España era un 10,8% más cara que la mejor oferta media de la UE 27. Costaba 32,3 euros en paridad de poder adquisitivo (€ PPA), es decir, ponderando los salarios y los precios de cada país.

Aún es mayor la diferencia entre los precios del tramo más alto, superior a los 10 MB/s. Los 35,5 € PPA de Orange en España son un 16,6% más que la media de los países europeos. Quienes sí están ahorrando con respecto a sus vecinos son quienes tiene contratado el servicio más lento. El coste de las tarifas de baja velocidad es en España un 7,7% menor que la media de la Unión Europea.

Los países más ricos, los más baratos

Países Bajos, Dinamarca, Austria o Alemania. Esos son los países en los que más rentable era hacerse con una conexión de velocidad intermedia, precisamente algunos que presentan mayor nivel de vida dentro de toda la comunidad europea. Sin embargo es dos de los más nuevos, Hungría y Polonia, donde sus habitantes tienen que pagar más para poder acceder a estas líneas de entre 2 y 10 megas. Concretamente, 52 € PPA.

Mirando las de velocidad más alta entra en juego ya no sólo el precio, sino también la velocidad ofrecida. Una línea de 25 MB/s con LIberty Global es más rápida y más barata que la oferta de Orange España que pide 35,5 € PPA por una conexión de 10 MB/s. Por desgracia, el estudio no hace referencia a la calidad del servicio ni a la velocidad real media que se alcanza en cada terminal.

Unas de las causas que hacen que en España el precio sea superior al de otros territorios es el pago mensual de la línea. Son 13 o 14 euros al mes que disparan el coste con respecto a la mayoría, que lo mantienen en 0 euros. Sólo en Bélgica y en Francia se paga más por este servicio.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.