General Tecnología

Google y China firman seguir unidos

Logo-Google-Music-China“Estamos muy contentos de que el Gobierno haya renovado nuestra licencia y trataremos de seguir ofreciendo búsquedas web y productos locales a nuestros usuarios en China”. Con estas palabras del abogado jefe de la compañía estadounidense terminan meses de acusaciones y declaraciones encontradas entre dos gigantes: uno físico y otro digital. Porque China es además el mayor el país con mayor número de usuarios conectados a la red en el mundo y Google podrá seguir haciendo negocio allí.

El Gobierno chino no se ha pronunciado todavía de forma oficial y desde la multinacional se han limitado a añadir, “en los próximos días aclararemos los servicios que ofreceremos a través de Google.con”. A pesar del conflicto abierto con el buscador, la empresa californiana tiene otros intereses económicos como la distribución de música.

Y es que en China, Google no es el buscador preferido por la mayoría de los 400 millones de internautas del país, una cifra que crece a pasos agigantados. Del mismo modo, el beneficio que obtuvo durante el último año allí no fue excesivamente elevado, entre 300 y 400 millones de dólares, pero perder la licencia significaría perder el posicionamiento logrado, también de cara a la parte de jóvenes más conectados a las nuevas tecnologías y menos ligados a la política de partido.

Medio año de disputas y pocos cambios

Atrás quedan episodios más propios de una serie dramática de televisión que de una relación contractual. Google comenzó a sentir malestar por el bloqueo impuesto por el gobierno chino a algunas de sus aplicaciones así como la censura de resultados, de la que el buscador ha participado fehacientemente durante toda su estadía en el territorio, y de la que seguirá participando tras este nuevo acuerdo. La situación llegó a un punto crítico el 12 de enero, cuando los servidores de la empresa en China fueron atacados por hackers y se responsabilizó de ello a agentes gubernamentales que supuestamente estaban buscando los datos de activistas opositores. El Gobierno del PCC negó categóricamente las acusaciones y tildó a la empresa de “irresponsable”.

Tras una ronda de negociaciones fallida, el espectáculo continuó con una fuga propia del niño adolescente que se va de casa para luego regresar. Google decidió dejar China, pero se quedó demasiado cerca, en la región autónoma china de Hong Kong. Eso sí, desde lanzó la versión sin censura de sus búsquedas dirigida a los usuarios continentales, lo que provocó la reacción gubernamental. En primer lugar, los dirigentes chinos decidieron cerrar el buscador, pero más tarde fue abierto y sólo algunas de las aplicaciones complementarias quedaron suspendidas, pero jamás revocaron su licencia. La reconciliación comenzó con una medida salomónica tomada a finales de junio por la que Google.cn quedaba abierta, pero sólo servía para redirigir a los usuarios que lo considerasen a Google.com.hk.

Ahora sólo falta saber cómo queda el buscador, pero el hecho es que han firmado un acuerdo por un u otro negocio con el mismo al que luego acusan de censura.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.