Google predice el fin del ordenador de sobremesa

Fotografia - Rompiendo un PCAyer causaron conmoción las palabras del jefe de Google para Europa, John Herlihy, a quien se citaba en Silicon Republic prediciendo la desaparición del ordenador de sobremesa.

“En tres años, los ordenadores de sobremesa serán irrelevantes. En Japón, la mayor parte de las investigaciones hoy en día se realizan en smartphones, no en PCs”, afirmaba Herlihy. ¿Acaso esta proclama es ir un paso demasiado lejos, o trabajaremos sin teclados ni elementos superfluos para cuando llegue 2013?

El Silicon Republic afirma que los comentarios de Herlihy se hacían eco de los “comentarios del CEO de Google Eric Schmidt en el reciente Mobile World Congress de la GSM Association, de que todo lo que hará la empresa en adelante será a través del punto de vista de lo móvil, centrándose en la nube, la computación y la conectividad”.

Si, de hecho, Herlihy está prediciendo el dominio de los smartphones y no sólo la tecnología móvil, tenemos unas cuantas cifras que mostrar.

Según un informe de Forrester de octubre de 2009 sobre adopción de tecnología en el sector laboral de la información en EE.UU., sólo un 11% usan smartphones, mientras que el 76% usan ordenadores de sobremesa y el 35% portátiles. Además, estas cifras hacen referencia a los trabajadores de la industria de la información, un sector que esperaríamos que esté a la última en cuanto a adopción de tecnología. Un informe de enero sobre los trabajadores móviles indica que algo más del 30% de las empresas afirman que al menos una cuarta parte de sus empleados trabajan fuera de la oficina más de la mitad del tiempo. Según el artículo de Enterprise Mobile Today que reseñaba este informe, “en los próximos tres años, más de la mitad de los empleados usarán smartphones en la empresa”.

En un evento reciente con nuestros compañeros expertos en tecnología, hicimos una encuesta informal sobre los puestos de trabajo de todo el mundo. Sólo uno de casi cada 10 afirmaba usar un ordenador de sobremesa. Sin embargo, ¿trabajamos con nuestros smartphones? No. Lo que manda son los portátiles y netbooks.

Estamos pensando que si Google predice que los ordenadores de sobremesa serán irrelevantes e incluye los portátiles y netbooks en esta categoría, puede que está subestimando nuestra adicción a los teclados. Cuando miramos al iPad, ¿realmente vemos algo que vayamos a usar para gestionar bases de datos, código, escribir, o crear información realmente de otro modo?

Evidentemente, los smartphones son más veloces cada día, pero son demasiado limitados como para sustituir por completo a sus homónimos con teclado en tres años.

Sin embargo, si incluimos en esta definición de “móvil” a los portátiles, cada vez más pequeños, a los netbooks y los tablets (con los teclados portátiles que les acompañan) tendríamos que decir que nos estamos acercando a este futuro día a día. Si echamos un vistazo al campus de nuestra universidad, veremos a la próxima generación de usuarios de ordenadores, cada uno con un smartphone en el bolsillo y un portátil o un netbook en la mochila. Si visitamos las oficinas de gente más joven, ni siquiera veremos ya un solo ordenador de escritorio, sino mesas con puestos de conexión para portátiles.

Sin embargo, cuando tenemos en cuenta los países en vías de desarrollo y del tercer mundo, donde la única red es la móvil, la situación puede ser completamente distinta. Sin embargo, creemos que de una cosa se puede estar seguro: salvo usos muy específicos, la era del cacharro de 12 kilos con su zumbido constante bajo nuestra mesa realmente está llegando a su fin.

Original: Mike Melanson

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top