Google vs China: mucho ruido y pocas nueces

Logo Google Music ChinaEl 12 de enero, Google afirmó que unos hackers en China habían intentado introducirse en su infraestructura para acceder a las cuentas de Gmail de activistas chinos por los derechos humanos. Debido a estas actuaciones de hacking, junto con otros ataques de malware a cuentas de Gmail y las constantes preocupaciones por el recorte de la libertad de expresión que ejerce el gobierno chino en la red, Google afirmó en su blog que “ya no quería seguir censurando los resultados de Google.cn” y que debatiría con el gobierno chino el llevar “un buscador sin filtrado”. Google afirmaba que de no tener éxito la conversación, cesaría o reduciría sus actividades en China.

Ya han pasado 6 semanas desde que Google publicase esto originalmente en su blog, pero no hay señales de que la empresa haya dejado de censurar los resultados de búsqueda en China, y mucho menos que haya cerrado Google.cn.

Se culpa al gobierno chino

Inmediatamente después de la entrada de blog de Google, empezaron a circular informes de que el gobierno chino estaba detrás de los ataques a Google y otras 30 empresas. La empresa de seguridad Verisign iDefense afirmaba que los ataques procedían o bien de agentes del gobierno chino, o de quienes actuaban en representación de éste.

Según un podcast de la veterana corresponsal de The World para Asia Oriental, Mary Kay Magistad, Google al parecer desbloqueó los términos de búsqueda y el contenido después de su anuncio público, al menos durante un corto período de tiempo. Ésta afirmó que los resultados de búsqueda parecían no estar filtrados durante unas tres horas, y después “iban y venían” intermitentemente, lo que ésta achacó a que “los censores de China se reunieron de urgencia para reaccionar ante el cambio de situación provocado por Google”.

A pesar del informe de Magistad, Google afirmó el 14 de enero que Google.cn aún estaba censurando sus resultados en cumplimiento de la ley china y para proteger a sus empleados residentes en este país.

El 18 de enero se publicó un informe del New York Times, en el que se afirmaba que “al menos dos periodistas extranjeros residentes en Beijing han sufrido ataques en sus cuentas de correo de Google”. The Times también señaló que varios activistas por los derechos humanos en China habían visto violada la seguridad de sus cuentas. Entre ellos se encontraba Ai Weiwei, un artista y blogger de renombre en China.

China ataca a las acusaciones “irresponsables”

A pesar de toda la atención de los medios occidentales, el 9 de febrero, observamos que Google seguía sin adoptar medidas para retirar sus servicios de búsqueda en China. Lo que es más, el portal chino de Google, Google.cn seguía mostrando resultados censurados.

Esta semana, los medios occidentales han dado la noticia de que las autoridades estadounidenses habían seguido al hacker que escribió el código responsable de los ataques a Google del mes pasado. Sin embargo, no se le culpaba de lanzar los ataques. Se dijo que se trataba de un consultor de seguridad freelance vinculado al gobierno y el ejército de China.

Bandera ChinaEstos últimos informes parecen haber provocado al gobierno chino. Según la página china de noticias Xinhua, China ha negado la vinculación del gobierno con los ataques cibernéticos contra Google. Xinhua cita al Ministro de Exteriores chino Qin Gang al decir que las diversas acusaciones contra China eran “irresponsables y calculadoras”. En China Daily, la interpretación era ligeramente diferente, y traducían las declaraciones de Qin Gang como que las acusaciones contra China eran “irresponsables y acarreaban segundas intenciones”.

En un editorial, el editor de Xinhua Mu Xuequan añade “El New York Times, el Wall Street Journal, el Financial Times y otras periódicos han publicado artículos en los que se indicaba que los ciberataques dirigidos a Google y otras empresas norteamericanas procedían del gobierno Chino. Estas alegaciones son arbitrarias y tendenciosas”.
Según el Wall Street Journal, Google está a punto de “retomar las conversaciones” con el gobierno chino.

Conclusión: Google no va a ganar esta batalla

El resultado de todo esto es que Google realmente ha hecho muy poco desde sus declaraciones del 12 de enero. Puede que haya modificado la configuración de censura durante unos días, pero desde entonces han cumplido con las exigencias del gobierno chino. Las conversaciones se han reanudado, pero a pesar de que el CEO de Google Eric Schmidt afirma que “hará cierta presión” sobre China, no parece probable que el gobierno de este país vaya a ceder.

¿Tendrá que comerse Google sus palabras y seguir en su situación de buscador censurado en China? Los comentarios de Schmitd durante el mes pasado parecen indicar que Google no quiere abandonar China, así que eso es lo más probable, a pesar de todas sus declaraciones en enero.

Original: Richard MacManus

Contenidos Relacionados

Top