General Mobile Tecnología

El Gobierno indio solicita la apertura del correo a RIM, Skype y Google

Taj India-ReadWriteWeb-esLas Blackberrys de RIM, el Gmail de Google, las conversaciones de Skype y las conexiones a la red mediante teléfonos de tarjeta de Tata y Reliance no gustan en el gobierno de la India. No gustan porque su servicio secreto no es capaz de descifrar el contenido que transmiten y, por tanto, pueden estar siendo utilizadas para organizar atentados.

Por eso, el órgano gubernamental encargado de la tecnología (DoT por sus siglas en inglés), ha pedido a esas empresas cambios en sus estándares de seguridad a “formatos que puedan ser leídos por las agencias de seguridad y de inteligencia”, como recoge The Economic Times. RIM y Skype han recibido un ultimatum de 15 días para cumplir las peticiones bajo penas de bloqueo o expulsión del mercado, mientras que para el resto de empresas se trata de una recomendación más laxa. La decisión ha sido tomada en una reunión celebrada conjuntamente con el Ministerio de Interior, la oficina de inteligencia y la Organización Nacional para la Investigación Técnica. Además, ha llegado acompañada de una modificación en la legislación nacional sobre comunicaciones de 2008 para evitar posibles intromisiones de autoridades locales.

Fotografia-Blackberry-ReadWriteWeb-en-espanolEl caso de Blackberry parecía estar solucionado desde 2008. Entonce, el Gobierno Indio ya pidió a la compañía un acceso semejante a sus datos y, tras varias rondas de negociación, el conflicto se dio por resuelto. Ahora, el smartphone de RIM con más de un millón de clientes en el otro gigante asiático vuelve a ser un problema para las agencias de seguridad nacionales. Cada mensaje es encriptado mediante un código de 256 bits cuando sale de una Blackberry y desencriptado cuando lo recibe otra. Y en ese proceso, los técnicos indios son incapaces de interceptar mensajes, aunque no se empleen herramientas de ciberdisidencia. En cuanto a Skype, la demanda hace referencia a todas las llamadas en las que algún interlocutor se encuentre en India.

Del mismo modo, y también por motivos de seguridad, se ha pedido a Google, Tata y Reliance la adaptación de los formatos de encriptación estandarizados de la India. Un portavoz de Google en el país implicado ha afirmado a The Hindu Business Line que por el momento en su compañía no se ha recibido ningún comunicado oficial y que, “harán comentarios cuando y si reciben carta alguna del DoT”. Por otra parte, un portavoz de RIM India ha declarado que por el momento no puede hacer comentarios.

El gobierno de La India ha escogido el camino de la legislación de telecomunicaciones para atajar parte de la violencia que afecta a casi toda la geografía nacional, en un país con conflictos internos y externos que dejan cientos de muertos anualmente de diversas ideologías, religiones y nacionalidades. Pero su petición ha dejado en evidencia cierto grado de incapacidad tecnológica en uno de los países llamados a liderar al grupo de los menos desarrollados en el empuje técnico y supone un paso atrás en la democracia en la red.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.