General Tecnología

Estados Unidos hacia la Ciberidentidad

DHS¿Necesitamos una identidad digital única? ¿Pondría en riesgo nuestra privacidad? ¿Quién debe gestionarla? ¿Cómo? La Casa Blanca responde presentando un borrador de su Estrategia Nacional de Identidades Confiables en el Ciberespacio (NSTIC).

La cuestión de la identidad digital única es una de las que, pensando en el medio y largo plazo, más preocupan en la red. Es un asunto transversal a las ideologías y no hay una doctrina mayoritaria que aclare hacia dónde debemos dirigir nuestros pasos.

El borrador de la NSTIC

Realizado por el DHS (Departamento de Seguridad Interior) en colaboración con especialistas del ramo y empresas del sector, el borrador propone a lo largo de sus casi 40 páginas una primera aproximación, detallada y llena de ejemplos, de una propuesta para garantizar la identificación, tanto de personas como de organizaciones e instituciones, de manera inequívoca y a través de Internet.

El documento deja muy claro desde un primer momento que la identidad única sólo es considerada necesaria para algunas actividades que obligatoriamente tienen que estar basadas en la confianza entre nodos: transacciones bancarias, compra-ventas o identificación con las administraciones. No pretenden poner en cuestión el anonimato en Internet, haciendo especial hincapié en la creación de blogs, salvando, en parte, una de las principales críticas a desarrollos de los Estados en estos aspectos, que muchas veces se ven como un ataque a la libertad de la red.

Capa de Administración

En el borrador la administración plantea la creación de un Ecosistema de Identificación que permitiría una identificación clara e inequívoca de los actores implicados en una transacción. La propuesta es realmente avanzada y moderna, y permite múltiples niveles de privacidad, de credenciales y de métodos de autentificación. No sólo eso, sino que sería un sistema modular y escalable, o, lo que es lo mismo, capaz de perdurar en una época como ésta en la que los cambios de paradigma ocurren en ciclos brevísimos. Hoy podríamos identificarnos con nuestro hospital para ver nuestro historial médico online a través del teléfono y mañana usar nuestra retina para ordenar una transferencia bancaria desde casa.

Participación ciudadana

La apuesta de la administración Obama por el OpenGovernment se va notando. No sólo es que hayan presentado el borrador para su discusión pública, sino que lo han hecho a través del servicio de IdeaScale, una página web que permite la participación ciudadana y el aporte de ideas que enriquezcan un debate, la solución a un problema o, como en este caso, un borrador. Todo el mundo puede, una vez registrado, aportar sus propias ideas y apoyar con su voto las propuestas de los demás.

La propuesta más popular en el momento de escribir este artículo apuesta por una mayor educación y concienciación ciudadana de la importancia de la privacidad y la seguridad de las transacciones online. “Unos buenos hábitos funcionan mejor que una puerta más resistente”. Otras, muchas, inciden en la necesidad de descentralizar un sistema de autentificación para hacerlo a la vez más seguro y más tolerante a fallos. Como reza una de las propuestas, “no pongas todos tus huevos en una única cesta”.

Propuestas ciudadanas

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.