General

El curioso caso de los coches espía de Google

Logo Google Maps - ReadWriteWeb-esEn su blog sobre política pública europea (sí, tienen uno), Google ha dedicado varias pulgadas de columna a explicar cómo y por qué va por ahí en coches especiales que nos espían cuando estamos en la ducha.

Éstos, conocidos oficialmente como “coches Google Street View” deambulan recogiendo “fotografías, datos de redes WiFi locales e imágenes de edificios en 3D”.

Así es como el Consejero de Privacidad Global de Google, Peter Fleischer, ha descrito el uso por parte de la empresa de los distintos tipos de información:

  • Fotografías: para poder crear Street View, nuestros mapas a nivel de calle de 360 grados. Además, usamos estas imágenes para mejorar la calidad de nuestros mapas, por ejemplo, usando carteles de tiendas y calles y señales de tráfico para filtrar nuestras guías de negocios locales y direcciones de viaje.
  • Información de redes WiFi: que utilizaremos para mejorar los servicios basados en la localización, como búsqueda y mapas.
  • Imágenes de edificios en 3D: recogemos datos de geometría en 3D con lásers de baja potencia (parecidos a los de los escáneres de las tiendas) que nos ayudan a mejorar nuestros mapas.

Éste señalaba repetidamente que TeleAtlas y Bing (así como algo llamado Fraunhofer Institute, Skyhook* y NavTeq) recogen información similar. Para quienes estén preocupados por la recogida excesiva de información personal privada, o información agregada que, a través de la mensajería, pueda invadir nuestras vidas, no creo que el hecho de que otros lo hagan resulte especialmente tranquilizador.

Fotografia - Coche de Google - ReadWriteWeb-esLa principal preocupación parece ser el uso de datos técnicos para enlazar datos geográficos con ubicaciones personales. Sin embargo, la información que extrae Google, incluyendo SSID (el nombre de la red) y la dirección MAC (número de dispositivo) actualmente no se pueden asociar a personas identificadas sin realizar un esfuerzo mucho mayor que el que parece estar dedicándole a ello Google.

Como sucede con muchas de las opiniones sobre privacidad, no se trata tanto de lo que sucede ahora, o lo que quiera una empresa u otra entidad, sino lo que sería posible en el futuro teniendo en cuenta lo que se está haciendo ahora.

*¿No era esto lo que empezó las guerras de Terminator?

Original: Curt Hopkins

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES