General Tecnología

Consejos para que tus emails sean leídos

Logo-Gmail-ReadWriteWeb-esPersonales, del trabajo, de listas de correo, de subscripciones, de actualizaciones de redes sociales y, después, el spam. Con la bandeja de entrada repleta la selección visual de contenido cobra importancia y el titular ya no es suficiente para seleccionar que correo electrónico es más importante.

Por eso Steve Rubel, el vicepresidente senior de la compañía de relaciones públicas más grande del mundo, Edelman, quiere compartir este sencillo consejo con todo el mundo: “No entierres el primer párrafo. En su lugar, ¡hazlo como un Tweet!”

La razón que esgrime se encuentra en la estructura de las aplicaciones de correo de hoy en día. La mayoría de ellas permiten ver el título del correo electrónico y entre 50 y 75 caracteres, es decir, más o menos medio mensaje de Twitter. Ese espacio es tu oportunidad para ser escuchado, por lo que es aconsejable no desperdiciarlo con contenido redundante o con presentaciones que pueden incluirse en el cuerpo del texto.

Rubel asegura que este método es igual de efectivo con todo tipo de lectores, ya sean profesionales que requieren un trato formal o gente cercana a la que se puede tratar con más confianza. Incluso anima a contar realmente el número de caracteres que se están escribiendo, ya sea mediante un procesador de texto propio o con una aplicación online como esta, Cut & Paste Character count.

Allá van un par de ejemplos. Un empleado de una agencia de publicidad que necesita captar clientes puede comenzar su email presentándose y hablando de su agencia o puede dirigirse a un gestor web diciéndole: “Agencia con clientes fijos para publicidad por CPM”. Son 50 caracteres que dejan todo dicho. Y para esos mails en cadena de los que alguno merece realmente la pena, bastaría con comenzar dándole el toque personal: “Te lo envío porque está relacionado con tu trabajo”.

Como siempre, la reputación del autor del correo y su pericia para crear asuntos interesantes son las bases para que el interlocutor reaccione y responda adecuadamente a un correo electrónico. Pero este consejo un reputado relaciones públicas, adaptado a las tecnologías actuales, es algo a tener muy en cuenta. Porque si hay alguna razón que hace que un tweet sea popular, también tiene que valer para un email.

Sobre el autor de este artículo

Redacción TICbeat

Actualidad y análisis en tecnología, tendencias, aplicaciones web, seguridad, educación, social media y las TIC en la empresa.