e-conomía General

Cómo escribir un blog para nuestra startup

Tener un blog de empresa es uno de los elementos que se mencionan a menudo como parte de una estrategia de SEO y de relaciones públicas. Sin embargo hay muchas empresas con la misma estrategia, demasiados posts y variada información para el lector. ¿Y qué nos puede diferenciar? Si es tan recomendable escribir un blog para nuesra startup, ¿cómo hacer que me lean, que me escuchen?, ¿cómo puedo ser diferente al resto?

A todos los navegadores de la Red les encanta encontrar una buena lectura.  No es tan fácil leer un buen artículo en Internet, una información con valor, útil, bien escrita y estructurada. Sin entrar demasiado en nociones de escritura, podemos decir que el escribir bien procede de tener argumentos bien pensados y buenos giros.

Pensar la escritura / escribir el pensamiento

En un ensayo titulado “Sobre el escribir”, el co-fundador y CEO de Carbonmade, Spencer Fry, resalta la importancia de escribir para los emprendedores, ya que esto nos ayuda a revisar nuestras ideas. Tanto si les damos una estructura formal, como hace Fry, como si no, antes de escribir, el proceso de pensar, investigar y redactar ayuda a reforzar y sistematizar nuestros pensamientos. “La mayor parte del tiempo cuando me siento a escribir un ensayo”, afirma Fry”, no tengo una idea clara en mente de lo que voy a decir. Tengo un tema sobre el que quiero hablar y una postura, pero siempre hay múltiples posibilidades para dar forma a mis pensamientos. El escribirlo todo me ayuda en el proceso de pensamiento y me ayuda a aportar argumentos importantes sobre un tema.”

La escritura también puede servir para educar a nuestros lectores, y los comentarios y correos de seguimiento demuestran la reciprocidad a la hora de compartir ideas y hacer análisis. El escribir también puede ayudar a establecer nuestro lugar en una red online de autores/pensadores/creadores. Leemos. Escribimos. Otros nos leen y escriben para respondernos.

“Escribir no tiene ningún misterio. Lo único que haces es sentarte delante de una máquina de escribir, y sangrar.” – Ernest Hemingway

Fry cree que “el blogging en el sentido tradicional, fragmentos de nuestros pensamientos sobre A, B y C, ha quedado sustituido por Twitter, Facebook y Tumblr. Casi cualquier cosa del tamaño de un párrafo se puede comprimir en 140 caracteres”. Como respuesta, su ensayo realmente es un llamamiento a la escritura en formato extenso, siguiendo la tradición de Paul Graham.

Como lectores, nos encanta el encontrar una buena prosa. Sin embargo, no creemos que todo el mundo tenga que sentirse obligado a elevarse al nivel de Graham o Hemingway para llevar sus ideas al papel.

Escribir sin más

Nathan Marz, Técnico Jefe de BackType anima a los usuarios a escribir, tanto si tienen un público para su blog como si no (y tanto si son emprendedores como si no). Marz afirma que los beneficios de la escritura “branding personal, contactos, oportunidades entrantes, son sólo beneficios adicionales. Son beneficios adicionales con muchas posibilidades, pero no son la razón principal por la que deberíamos escribir”. En consonancia con Fry, Marz hace referencia a cómo la escritura refuerza nuestra habilidad de pensamiento crítico.

Mientras admite tener muchos borradores en progreso, Marz resalta que lo importante es el propio acto en sí de escribir. No siempre es necesario hacer clic en el botón “publicar”.

Sin embargo, siempre deberíamos escribir.

Fotografía: MShades

Original: Audrey Watters

Traducción: Marco Fernández

Sobre el autor de este artículo

Editorial RWWES