Cien millones de perfiles de Facebook al descubierto

Mientras que los usuarios siguen sin atender a su privacidad, el presidente de la compañía negocia en Washington los derechos de internautas de todo el mundo. A su vez, el Gobierno de Obama intenta que el FBI tenga aún más acceso a la información privada. ¿Alguien se interesa por la vida privada?

La privacidad de Facebook de nuevo en entredicho

La cita de Marc Zuckerberg con parlamentarios de los Estados Unidos ha coincidido con la revelación de los datos de unos 100 millones de perfiles. No se trata de un robo de información, sino de algo completamente legal,  ya que toda la documentación ha sido extraída de perfiles públicos en los que la política de privacidad no había sido configurada.

El experto en seguridad Ron Bowles ha demostrado los problemas en este aspecto de Facebook escaneando el directorio y publicándolo a continuación en The Pirate Bay junto con el software empleado. Facebook ha replicado que, si ha tenido acceso ha sido porque toda la información era pública e incluso se encuentra agrupada en un directorio, por lo que los únicos responsables son los propios usuarios.

Zuckerberg en el Congreso de los Estados Unidos

Los legisladores estadounidenses han preguntado a los ejecutivos de Facebook acerca de los riesgos a los que se expone cualquiera usuario de su red social en función de la nueva política de privacidad. Una nueva explicación por parte de Marc Zuckerberg tras reconocer en televisión sus errores. El aspecto más sensible para los norteamericanos es cómo puede afectar al uso comercial de los datos.  Una duda que surge cuando hay cambios y nuevas relaciones comerciales.

Una corriente política está demandando nuevas leyes que aclaren los límites a los que puede comprometerse una red social y para que se faciliten los procesos para ajustar las medidas de privacidad del usuario. También se han llegado a plantear medidas de control mediante software, una medida rechazada por la ejecutiva de Facebook, ya que en su opinión mermaría el avance tecnológico.

No habrá privacidad ante el FBI

Y sin embargo, el Gobierno de Barack Obama camina en la dirección contraria. Su equipo está trabajando para flexibilizar la ley que permite al FBI acceder a información personal de civiles sin autorización judicial previa. Se utilizaría sólo para tratar casos de inteligencia. O lo que es lo mismo, un conglomerado de situaciones aleatorias.

La reforma permitiría a la agencia de inteligencia estadounidense saber a quién se le manda un email, cuándo se manda y  el historial del usuario que lo ha enviado. No se contempla abiertamente la opción de permitir la lectura del contenido de dicho correo electrónico.

El FBI ya ha utilizado información personal de usuarios sin autorización judicial aún cuando no está permitido en al menos dos ocasiones anteriores. Sin justificación, el incumplimiento de la legislación se salta el derecho da la privacidad, que aún está buscando cómo encajar dentro del conjunto de derechos fundamentales visto desde el punto de vista de la red.

Si los usuarios no se preocupan, las compañías dudan y el gobierno da facilidades, la privacidad está cada vez más en riesgo.

Etiquetas ,

Contenidos Relacionados

Top